184.- El Chantaje de las Madres.

Posted on Actualizado enn

AMA_DE_CASA

Las madres son especialistas en muchas cosas, pero se llevan la palma al chantaje emocional. Ahora cuando somos mayores utiliza los típicos “yo no voy a decir nada”, “haz lo que quieras”, “tu ya eres mayor para saber qué tienes que hacer”… No sé las vuestras, pero la nuestra es un crack exprimiendo sus “todo el día cocinando para esto”, “me paso la vida como una esclava”, “siempre hay que andar destrás vuestro”… Vamos, que le falta soltar una lagrimilla para que algo dentro del pecho te diga “¿¿es que no tienes corazón??” y al final cedes. Y tu madre vuelve a su ser una vez que ha conseguido.

De críos el chantaje tenía que ser más sutil. Me imagino que en el fondo no quieren traumatizar a sus hijos y las madres minan solamente lo justito la personalidad para dejar que siga creciendo pero que no se tuerza por el camino. En aquellos años mi madre utilizaba el argumento de que “éramos pobres”: no íbamos de vacaciones porque éramos pobres, no nos compraban tal capricho porque éramos pobres, nosotros no teníamos un kart porque éramos pobres, muy pobres… Un día mi hermana Marta, la que tiene el corazón más grande de los 3 hermaninos, miró a mi madre llena de dudas y temores y le dijo: ¿Pobres? ¿Somos pobres? ¿Cómo los que salen en el telediario con moscas?.

Creo que ahí fue cuando mi madre vió que tenía que dejar de esgrimir ese argumento. Vale, éramos (y somos) clase media obrera pero cuando vió que mi hermana nos ponía al nivel de la misera del continente africano tuvo que racionar la excusa para no comprarnos chorradas banales como un huevo kinder a cada uno. Mis padres se han deslomao por nosotros, y puede que los actuales psicólogos pongan el grito en el cielo con madres así (ahora los niños se frustran) pero gracias a ese “somos pobres” y a esas sesiones de chantaje emocional no nos hemos convertido en los gilipollas que podríamos haber sido.

About these ads

3 comentarios en “184.- El Chantaje de las Madres.

    sara escribió:
    10 agosto 2009 en 13:49

    Vivan la Merche, la Tere, la Mari Carmen… Vivan todas las madres del mundo mundial!!

    Marta escribió:
    11 agosto 2009 en 8:41

    A las mamás se le sperdona todo.
    Mi jefa siempre dice que cuándo ve un kinki, o un en-drogado, o un viva la vida siempre piensa “ese, fijo fijo que también tiene madre y será como todas las madres…….”

    un muxu Kar!

    Silvia escribió:
    7 marzo 2011 en 20:48

    Igual el kinki se metió en lo que no debía, entre otras cosas, por presiones, eso son cosas que nunca llegan a saberse. Tengo claro que no se les perdona todo. Claro que sí, una agresión al hijo pero como es mamá perfecta y que lo sabe todo, hay que perdonarle todo por el hecho de haber parido. Que ciega está la sociedad. Parece que tengan la aureola de santas (algunas) en la cabeza por el hecho de ser madres.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s