65.- 11M más Cinco

Posted on Actualizado enn

11m

Hace ya cinco años pero las imágenes, los recuerdos y las sensaciones vividas aquellos días se perciben hoy como aquel 11 de marzo. Recuerdo que desperté sobresaltado por la noticia, el peor atentado de nuestra historia, sufrido en Madrid, pero que retumbó por todos los rincones. Todos nos sentimos víctimas. Un jueves que truncó muchas historias; como la que cuenta con tanta emoción y respeto la canción de La Oreja de Van Gogh que ahora viene a mi cabeza; Jueves.

A tres días de unas elecciones generales, distintos políticos (a los que el tiempo y la verdad ha puesto en su sitio) no dudaron en engañar, manipular y jugar con el sentimiento de miles de personas. Pero recuerdo también la respuesta del pueblo, la movilización social derivada de esas tretas de político sin escrúpulos.

Hoy leo, y suscribo, el artículo de Juan Cruz de su blog de EL PAIS:

La memoria mala.

… Me bajé el transistor al sitio donde iba a escribir, y cuando el artículo iba mediado empecé a escuchar noticias confusas que iba concretando Iñaki Gabilondo en la Ser. La mayor tragedia. La vida siguió unos minutos, incluso unas horas, en aquel día ventoso de Barcelona, como un vendaval sordo, tristísimo; a mediodía comenzaron a llegar noticias de España desde México; hablaban de la autoría, y empezaban a apuntar dudas sobre la versión que manejaba el Gobierno en Madrid. Esa tesis gubernamental, que fue desmentida pronto por los hechos, dio pábulo a que los que ahora siguen embarullando las mesas de los hechos para ponerlos a su disposición lanzaran una teoría conspirativa que ya ha teñido la vida nacional desde entonces, a pesar de los juicios y de las evidencias. Pero hablemos de la tragedia: la tragedia sigue, porque la mala memoria de aquel momento persistió en las muertes y en las heridas, y en el dolor posterior. La desgraciada utilización de esa tragedia por los que han querido manchar los paños de la vida con sus mentiras interesadas es como un ruido opaco debajo de la verdad que se mezcla con la rabia y el lamento por la desgracia que le cayó a este país ese tremendo 11 de marzo que hoy acude a nuestro recuerdo como una herida mayor, inolvidable y dura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s