86.- Fumando espero…

Posted on Actualizado enn

sara montiel

No fumo. Y no me gustan mucho las personas que fuman. La mayoría de la gente que fuma lo hace de forma inconsciente y no se da cuenta de cómo lo hacen. A mí me gusta ver esos detalles.

Hay quién saca el cigarro pero antes da unos golpecitos en el fondo de la cajetilla para que salga. La gran mayoría utiliza el mechero, pero unos prende muy poquito el cigarro, y otros que les gusta encenderlos bien hasta que se crea una potente brasa. Unos fuman con la mano alta, cual chimenea crematoria. Otros lo hacen colgando la mano a ras del suelo. Unos pegan unas caladas y lo apagan, otros apuran hasta llegar al filtro. Los más educados controlan que el humo no moleste a los demás y siempre se agradece que pregunten si pueden fumar, aunque la respuesta sea mentirosamente afirmativa. Hay quién al terminar estruja la colilla en el cenicero y quién la abandona en él hasta que muere agonizando humeante.

Ayer salió Sara Montiel cantando la canción. Tremenda, agonizando también, pero conservando la esencia de lo que había sido. Me imaginaba en mi cama, tumbado, fumando, esperando… seguro que se me prendían las sábanas y moría abrasado. Seguro.

Fumar es un placer genial, sensual.
Fumando espero al hombre a quien yo quiero, tras los cristales de alegres ventanales. Mientras fumo, mi vida no consumo porque flotando el humo me suelo adormecer… Tendida en la chaisse longue soñar y amar… Ver a mi amante solícito y galante, sentir sus labios besar con besos sabios, y el devaneo sentir con más deseos cuando sus ojos veo, sedientos de pasión. Por eso estando mi bien es mi fumar un edén.

Dame el humo de tu boca. Anda, que así me vuelvo loca. Corre que quiero enloquecer de placer, sintiendo ese calor del humo embriagador que acaba por prender la llama ardiente del amor.

Mi egipcio es especial, qué olor, señor.
Tras la batalla en que el amor estalla, un cigarrillo es siempre un descansillo y aunque parece que el cuerpo languidece, tras el cigarro crece su fuerza, su vigor. La hora de inquietud con él, no es cruel, sus espirales son sueños celestiales, y forman nubes que así a la gloria suben y envuelta en ella, su chispa es una estrella que luce, clara y bella con rápido fulgor. Por eso estando mi bien es mi fumar un edén.

Anuncios

2 comentarios sobre “86.- Fumando espero…

    El Dr escribió:
    2 abril 2009 en 13:45

    Como fumador, afirmo que es un puto asco… como cualquier adiccion. En este caso ademas es molesta para el resto de personas y perjudicial para la salud :S

    Hais… con la de cosas más entretenidas para llevarse a la boca que se me ocurren XD (Si, si no hago la gracia final no me quedo agusto)

    Tercera Opinión escribió:
    21 abril 2009 en 21:45

    De lo que nunca se habla es de la hipocresía de Sanidad al prohibir unas cosas y no otras. Por ejemplo cuando un producto es tóxico o produce reacciones alérgicas lo retiran inmediatamente del mercado, en cambio el tabaco no.

    No sería más lógico poner en esos productos las mismas pegatinas que ponen en las cajetillas.

    Te invito a ver mi artículo:  Los zapatos perjudican gravemente su salud.

    http://www.terceraopinion.net/2009/04/19/zapatos-salud/

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s