248.- El Sabroso Placer del… ¿Tanatorio?

Posted on Actualizado enn

Es ya como una tradición pre – navideña más, como comprar el décimo “ganador” de la lotería de navidad, pensar los regalos que se van a hacer o organizarse las fechas navideñas entre trabajo, amigos y familia. El caso es que en vísperas de navidad aparecen por el hospital los chicos del tanatorio.

Pero esta vez no vienen a “llevarse” si no a traer; a traer unas cajas de trufas de chocolates que están… ¡¡Orgásmicas!! ¿Orgásmicas? No sé si existe ese adjetivo pero es el que mejor las describe. La pregunta es: ¿está bien alegrarse cuando los de la funeraria te las regalan?

¿Nos premian por “darles trabajo”? ¿Nos “incitan” a que ellos tengan trabajo a nuestra costa? ¿Es moralmente correcto alegrase cuando vienen con el cargamento? ¿Deberíamos rechazarlas por principio? Da igual la refexión; están cojonudas.

Anuncios

3 comentarios sobre “248.- El Sabroso Placer del… ¿Tanatorio?

    Marta escribió:
    11 diciembre 2009 en 9:38

    Que ganas me han entrado de comerme una trufa, pero “de bocao” para sentir cómo no te puedes desurdir de chocolate en la boca mmmmmmmm……….

    XABIERON escribió:
    12 diciembre 2009 en 10:57

    ¿desurdir? ¿qué significa eso?

    ferendus escribió:
    13 diciembre 2009 en 20:29

    ¿es la parte dulce de la muerte?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s