amiga

250.- ¿Las Burbujas de Freixenet?

Posted on Actualizado enn

A veces es el destino quién te lleva a un lugar en concreto en una fecha señalada. A veces es el destino el que te hace conocer a unas personas. Nostros llegamos a Urgencias cada uno en un momento, yo en un periodo de mi vida fundamental para crecer, y allí nos encontramos. El trabajo unió a personas muy distintas a los ojos de los demás pero demasiado iguales en los aspectos principales. Llegamos, nos conocimos y nos quedamos. A veces en el viaje que cada uno hace se cruza con otros de los que, afortunadamente, sabe que tardará en separarse.

Puede que no nos veamos en muchos días (pese a trabajar juntos), puede que no nos llamemos a diario, pero todos sabemos que contamos los unos con los otros para lo que sea, lo bueno y lo malo, y ponerle un poco de luz, calor y risa a cualquier esperiencia que nos ocurra. Un buen “akelarre” es la mejor manera de desahogarte, pedir consejo y endulzarte la vida.

No son todas las que están, pero están todas las que son, y brillan con luz propia aunque las bombillas llamen más la atención. Ya que este año no hemos tenido anuncio nuevo de Freixenet yo propongo a estas burbujas para que nos feliciten el Año Nuevo. ¿Les parece?

Hoy tocaba entrada “moñas”. La resaca me afecta.

237.- El Pibe del Café.

Posted on Actualizado enn

Cuando salió de beberse el primer café del día no pudo por más que coger el móvil y escribir a sus amigas:

“Adiós; me despido de vosotras. Antes de nochevieja probablemente haya muerto de una crisis hipertensiva, o una racha de palpitaciones malignas. ¿El motivo? Me han puesto un argentino simpático y meloso que me mira con ojos de corderito en la cafetería de debajo mi casa. Me sonríe y me canta (a mí al resto, pero eso no importa) mientras trato de concentrarme en leer las noticias del periódico. Todo eso por si todavía no tenía adicción a la cafeína, ¿sabés pibe?. Si alguna de vosotras se compra la Nespresso para navidades, y como consecuencia de la crisis despiden a este chico… juro por dios que os saco un ojo con una cucharilla de café.”

105.- La Charanga

Posted on Actualizado enn

charanga

Cuando la gente nos escucha hablar a los de la Charanga (o Txaranga, francamente, eso me la pela) de la relación que tenemos los unos con los otros suelen extrañarse. Pero es que a muchas de ellas las conozco desde hace más de 20 años, cuando empezamos haciendo puntillos de solfeo, cantando La Lancha Marinera o guitarreando el Gatatumba.

Juntos hemos crecido, hemos madurado, pero sobre todo hemos reído. Muchos de los mejores momentos que vivido han sido de la mano de ellos (los que aparecen en la foto, y los que no). Todo bajo la batuta del hombre con más paciencia del mundo, Luis, casi un padre para los pollitos.

Este fin de semana estuvimos en Valladolid animando al Osasuna. Fútbol poco (es lo que menos me interesa del viaje), gente más o menos sosilla pero mucho cachondeo y buen ambiente. Terminamos a las siete de la mañana acamapando, almohadas y mantas incluidas, a las puertas del salón del buffet del desayuno cuales fans de Madonna a los pies de la taquilla.

Y es que si no hubiera existido la Nueva Alegría, la habríamos inventado tarde o temprano.