antonio banderas

402.- La Piel que Habito.

Posted on Actualizado enn

Almodóvar es Almodóvar. Unos le aman y otros le detestan pero porque es quién es. Entre sus películas hay de todo pero la mayoría tienen el toque de la casa: el mundo Almodóvar (chicas incluídas).

De toda su fimografia la que más llega a gustarme es “La Mala Educación” pese a haber cosechado tan malas críticas. Pero las películas que tratan sobre cine, esos giros de guión y ese toque de novela negra me conquistaron. Y esa puerta corrediza que se cierra al final… Creo que si en parte me ha encantado “La Piel que Habito” ha sido por las similitudes con “La Mala Educación”.

“Volver” me gustó, como a la mayoría de la gente. Es su película más accesible; aunque a alguien no le guste el cine de Almodóvar, le gustará “Volver”. “Los Abrazos Rotos”  fue una tremenda decepción: ni historia de amor, ni drama, ni comedia, ni intriga aunque la quisieran vender así. Vacía por completo de sentimientos de una pareja nada creíble y unos secundarios demasiado rebuscados.

“La Piel que Habito” es una película horror (hay otra palabra que empieza por “v” que la define mejor pero contaría demasiado). Tras la muerte por quemaduras de un ser querido Antonio Banderas (muy comedido) se obsesiona con descubrir con la ayuda de Elena Anaya (espléndida) una nueva piel más resistente a través de la investigación genética. La historia saltará en varias ocasiones en la linea temporal para detallar la historia con un resultado que deja agarrotado al espectador en su butaca. Roza eso sí, en varias ocasiones lo grotesco provocando unas risas (¿incrédulas? ¿nerviosas?) en muchos espectadores pero que son la marca de la casa.

Grandes actuaciones que recogerán varios premios. [Actualización: ¿Esa es Blanca Suárez? ¡Que le den un premio por dios! ¡Lo borda!] Y no sólo me refiero a los dos protagonistas. Un guión que desde el principio y hasta el final mantiene en vilo a la platea. Una banda sonora envolvente como todas las de Alberto Iglesias. Vuelve el -para mí- mejor Almodóvar.

Nota Mental: Quiero un disfraz de tigriño…

Anuncios