anuncio

383.- A los Postres.

Posted on Actualizado enn

Si lo hubiera pensado dos veces no lo habría hecho. Cuando sus rodillas se desdoblaron y se puso en pie supo que no había vuelta atrás. Intentó tragar saliva, tenía la sensación de haberse metido un puñado de harina en la boca. El resto de comensales le miraron, sorprendidos y expectantes. No golpeó su copa con el tenedor como solían hacer en las peliculas, no le hizo falta. Y empezó: tengo algo que deciros…

277.- No puedo vivir sin Tí.

Posted on Actualizado enn

No, puedo vivir sin Ikea perfectamente. De hecho aún no he pisado ninguna de sus tiendas, pero me muero de ganas y ya me sé de memoria el catálogo y la web.

La otra noche, a las tantas de la mañana, cuando ya me había quedado solo en casa pusieron un anuncio que llamó mi atención. Unas imágenes un poco moñas pero muy simpáticas y una canción sencilla pero llena de sentimientos… que… que me puse de un blando del copón y casi me pongo a llorar y todo. Nenaza!!!

Pero fué como si Coque Maña (que por otro lado me da mucho asquete) saliera de la tele para cantarme a mí, que acababa de sufrir un asalto miocárdico y estaba hemodinámicamente un poco inestable. Donde cabe uno caben dos. Si, claro. Pues me parece que como no me compre un pez…

Llevas años enredada en mis manos, en mi pelo, en mi cabeza,
y no puedo más. No puedo más.
Debería estar cansado de tus manos, de tu pelo, de tus rarezas,
pero quiero más. Yo quiero más.
No puedo vivir sin tí, no hay manera.
No puedo estar sin tí, no hay manera.

191.- Volver a Empezar…

Posted on Actualizado enn

otoño

Volver a empezar; nuevo curso, nuevo año. Aún somos muchos para los que estos días supone como una nochevieja lenta en la que poco a poco y sin darte cuenta has cambiado de año. Muchos los que contamos los años por cursos escolares: eso de recoger los libros, forrarlos, comprar la agenda a la que luego nunca hacías caso, nueva mochila, zapas…

Y es que sí, soy un poco cenizo, y si para mí el verano empieza con los primeros sudores  y saco los piratas del armario, el otoño empieza, extraoficialmente, después de fiestas. Molido por la juerga de 8 días, las resacas enlazadas unas con otras, las agujetas… llegan los primeros anuncios de coleccionables y eso, sin duda alguna, es lo que marca el principio del otoño.

Los que en verano estamos hasta arriba preferimos estos meses de reláx, paseos por el campo, tardes tranquilas… y los putos niños organizados y recogidos en la escuela dejando atrás el libre albedrío y la rienda suelta veraniega. Empiezan las setas, la vendimia… Tenemos previsto el musical de ABBA, un concierto de Pereza, un viaje sorpresa del que sé lo mínimo, santa cecilia, alguna escapada de última hora, y quizá una visita al sur con la charanga. Y todo a lo que vaya saliendo le diremos que sí, que no estamos como para desaprovechar oportunidades.

(Otro día, resumen del verano)