bar

193.- La Teoría de la Gacela Herida.

Posted on Actualizado enn

gacela leon

Existe una teoría que me han explicado no hace mucho sobre las normas de la caza y captura en la naturaleza. El león se fija en su presa por algo, así pues sea uno cazador o cazado siempre puede aplicarse esta teoría para utilizarla como mejor le venga.

Un león se fija en la gacela del grupo que menos posibilidades tiene de que se le escape: elige a la jovenilla, la herida, la que cojea un poco… En un terreno tan hostil y salvaje como lo es un bar el rey de la selva procura atacar a la chica con la que más posibilidades tenga. Es algo antinatural fijarse en la presa de 180 con pechos perfectos y tacones de infarto. Si el macho hambriento quiere asegurarse la cena debe dirigirse a la muchacha más débil, la que cojea un poco, la que no tiene conversación, la de mirada distraida y belleza picasiana. Las probabilidades de conseguir a la presa aumentan considerablemente.

Ahora aplíquensé ustedes la teoría. Si son cazadores dejen de fijarse en las gacelas perfectas, pierden el tiempo casi con toda seguridad, ellas están acostumbradas a las situaciones peligrosas. Si son gacelas de las de piernas fibradas y preparadas para correr delante el león ya saben por qué no se dirigen los hombres hacia usted y eligen a la amiga con tara.

Vaya, es curioso. Ahora me doy cuenta de que fui la gacela herida de quién me contó la teoría…

180.- Tatoo-Móvil (2)

Posted on Actualizado enn

movil

Busco en la agenda del móvil y ahí hay un contacto que llama poderosamente mi atención. Vuelvo a llamar a N para obtener más respuestas a mis preguntas.

YO: Ya lo he visto.

N: Después de tatuaros los números en los brazos y de haceros algun dibujo en plan Amy Winehouse os disteis los teléfonos apuntandolos en el móvil.

YO: Claro, mucho más normal. Y menos desesperado.

N: ¿Tu no recordabas cómo se llama o qué?

YO: Eeehh… ¿¿Yo??

N: ¿Es una técnica de ligoteo? ¿Guardando su móvil con un nombre extraño?

YO: Bueno, no es tan extraño.

N: Carlos… ¿”chicoguapoquecocinabien?”. ¿Cómo apuntaste su móvil así?

YO: No me digas que no es original, fresco, directo… Ya, una puta mierda.

N: Bueno, cuando lo vió le hizo gracia.

YO: ¿¿¿Quéee??? ¿¿¿Que lo vió???

N: Jajajajaa… Si, más que nada porque se lo enseñaste.

YO: Dímelo: Carlos eres lo puto peor.

N: Bueno, al menos sabe lo que hay.

YO: ¿¿Sabe?? Huirá.

N: Eso no se sabe.

YO: Yo huiría, asi que él hará lo mismo si es un poco listo.

N: Al menos se rió, que no es poco.

YO: Te dejo. Voy a preparar un coche y cuando caiga un rayo volveré al pasado para solucionarlo todo y empezar de cero. La culpa es tuya; deberías haberme parado los pies. No vuelvo a beber. Nunca.

(El resto de la historia se resume con poco, pero paso de hacerlo).

179.- Tatoo-Móvil

Posted on Actualizado enn

movil

Sábado. Dos de la tarde. Me despierto con dolor de cabeza, en una habitación que huele a choto y con la boca como si me hubiera comido una docena de polvorones. Miro mi brazo izquierdo con asombro. Busco mi móvil y llamo a la única persona que puede tener respuestas a mis preguntas.

YO: ¿Hola?

N: Jajajjaaaa… Hola.

YO: ¿Se puede saber qué hice ayer?

N: Liarla parda, jajajaa….

YO: Tengo escrito un número de teléfono en mi brazo.

N: Ya.

YO: ¿Cómo que ya? ¿Quién coño me lo escribió?

N: Tú Carlos, Tú…

YO: ¿¿¿Qué???

N: Estuviste buscando un bolígrafo desesperado para escribirte el número de teléfono en el brazo. Al final te lo dejó el camarero.

YO: ¿Desesperado? ¿¿¿Cuánto de desesperado???

N: Todo. Jajajajaaa….

YO: Mierdaaa…. ¿Por qué yo estoy hecho polvo y tu no tienes resaca?

N: ¡¡Ese no es el problema!!

YO: Ya, soy experto en mirar para otro lado.

N: ¿¿Y?? ¿¿Qué vas a hacer??

YO: ¡¡Y yo qué coño se!!! Además… ¿eso es un dos o un cuatro? ¿Y eso? ¡¡Joder, por qué no les pongo el palito a los sietes para distinguirlos de los unos!!!

N: Carlos, jajajjaa… (risa maliciosa) Cuelgame el teléfono, síentate y mira tu agenda de contactos. Y me llamas. Vas a flipar.

Cuelgo el teléfono y busco en la agenda de contactos alguna anomalía.

YO: Mierdaaaa…… Soy lo peor, lo peor, lo peorrrrrr!!!!!!!!!!!

(Continuará)