carta

264.- Queridos Reyes Magos…

Posted on Actualizado enn

Este año me he portado que te cagas de bien, así que espero tener mucos regalos. No os he escrito carta porque para el caso que me hicisteis el año pasado, pues mira, me la ahorro. Y poco más, sólo espero que este año sea mejor que el anterior pero eso, mejor que deseos, es cosa mía.

Anuncios

253.- Regalo de Reyes.

Posted on Actualizado enn

Estoy un poco enfadado con los Reyes Magos. Quedan 21 días para que se cumpla el plazo que les dí el año pasado para recibir mi regalo; el único regalo que les pedí.

Les dí 365 días y ni por esas, o están esperando al último momento, o me parece que me la han jugado bien. Así que como estoy un poco mosqueado con ellos este año he decidido no escribirles la carta. Que se jodan, este año me buscaré yo la vida.

211.- Cuentos a la Carta (1)

Posted on Actualizado enn

camino santiago

Era el final de su viaje, la Plaza del Obradoiro, pero Julián esperaba que fuera también el principio de algo más.

Hizo el Camino de Santigo como quien decide tomarse un tiempo para reflexionar. Sus amigos sin embargo lo achacaron a la crisis que todo hombre tiene pasados los 50: unos se habían hecho el deseado desde la juventud pendiente en la oreja, a otros les había dado por machacarse en el gimnasio… Y él decidió coger la bicicleta y dirigirse a la tierra de sus abuelos: Galicia.

Miró su reloj y calculó que ella tardaría aún un par de horas en llegar. La primera vez que la vió fue en Estella , sola, junto a su bicileta, haciendo un alto para descansar. Él solía madrugar y salir un poco antes del albergue. Pedaleaba tranquilo, disfrutando de las vistas del camino, y antes de darse cuenta se descubría pensando en ella: imaginando su nombre, de dónde venía, si estaba soltera o por qué viajaba también sola. La mayoría de las noches solían coincidir en las hospederías y las pocas veces que no lo hicieron Julián había retrasado su étapa un día con el fín de darle una ventaja que ella desconocía, adelantarle y volver a verla en unos encuentos cada vez menos casuales.

Ahora el viaje había llegado a su fín. Sabía que no era el joven apuesto que un día fue, pero también tenía claro que a sus cincuenta y cinco años tenía mucho cariño que dar todavía. Cuando ella entrara en la plaza, absorta por la grandeza del lugar, aprovecharía para acercársele y decirle un tímido: Hola.

Marta: “Señor 55 años soltero” – “Galicia” – “Camino”

206.- Cuentos a la Carta (intro)

Posted on Actualizado enn

cuentos

Siempre me ha gustado escribir aunque llevo mucho tiempo en el que, lejos del blog, escribo más bien poco. Me refiero a sentarse, coger un lapicero, unos folios en blanco y… dejarse llevar. Siempre me ha gustado inventarles historia a imágenes que veía, a personas a las que no conocía de nada, un pasado, un futuro, un por qué…

Para dar un empujón a todas esas historias pendientes de ser contadas se crea este espacio “Cuentos a la Carta” donde el lector puede pedir uno para él, el único requisito es depositor tres cosas, tres ingredientes con los que empezar a amasar y cocer el relato. Por ejemplo: “Acantilado”, “Piano de cola”  y “Señora alemana”.

¿Alguien se anima? Podemos preparar un… Buen Menú.

82.- Un tipo duro que llora.

Posted on

fusilados

Soy un tipo duro. Soy un tipo duro que llora. Soy un blando. El duro más blando me llamó una vez mi madre. Ayer tomaba un café en un sitio repleto de gente. Suelo sentarme en las mesas que pegan contra la pared, porque me gusta observar a quién está allí, qué hacen, qué toman, de qué hablan…

Había tanta gente que tuve que sentarme en una de las mesas que están en el centro del salón; a los ojos de todo el mundo. Seguramente nadie reparó en mí, y nadie me miraba; el jaleo de madres, padres, abuelas despistadas y niños enrabietados hacía todo mucho más interesante que el joven que tomaba café y leía EL PAÍS a las 12 del mediodía.

Leía un reportaje sobre las cartas que muchos fusilados escribieron a sus familias horas antes de morir, pequeños tesoros guardados y conservados por hijos y nietos. Hoy, esos hijos y nietos les escribían a los asesinados. Y de pronto me doy cuenta de que tengo una par de lágrimas colgadas ya de las pestañas inferiores de los ojos.

Soy un tipo duro muy blando…

Reportaje de EL PAIS sobre las cartas de los fusilados

23.- Queridos Reyes Magos…

Posted on

reyes magos

No es que aún crea en los Reyes Magos, pero sigo teniendo la ilusión de limpiar los zapatos y ponerlos todos juntos y abrir a la mañana siguiente los regalos (que días antes ya he buscado por toda la casa). Este año me ha tocado estar fuera de juego pero creo que esta es una noche mágica; yo ya he escrito mi carta, esta es una parte:

carta 

“Este año he sido un poco malo, pero me lo he pasado muy bien. Pero creo que si me lo he pasado bien ha sido porque he sido un poco malo. Así que no sé si voy a cambiar; si me merece la pena. ¿Qué quiero para este año? Pues lo primero salud, para poder trabajar. Trabajo, para tener dinero. Dinero, para poder viajar. Y amigos, para compartir todo eso con ellos y pasar muy buenos ratos juntos. Y como todo eso está muy bien, pero no es nasa material, como regaloque venga envuelto sólo quiero una cosa. Un…”

Y ahí ya les dejo para ellos el encargo. La verdad es que soy un poco exigente con él, y quiero que tenga varias características imprescindibles. Pero también hay cosas que se las dejo a su elección, y les he prometido guardarles todas las pelusas que salgan en mi cuarto durante este año para que puedan rellenar peluches. Y no les he agobiado con las prisas, tiene que llegar antes del 31 de diciembre, ideal si llega para mayo. Así que, creo que tampoco pido tanto. ¿No?