comer

309.- Piruleta de Huevas de Leche.

Posted on Actualizado enn

Que sí, que Arzak sabe lo que se hace en los fogones. Que sí, que Ferrán Adriá ha impulsado la cocina española en el mundo entero. Que también, el atún de Barbate es un auténtico manjar apreciado en los 5 continentes… Pero todo tiene un límite.

“Piruletas de Huevas de Leche” a base de semen de atún, pues me parece un poco ya pasarse de rosca. Yo me como el atún, y ellos que hagan lo que quieran con la “leche” de los “huevos” del animal. Es que a este paso deberemos nombrar Gran Cocinero al tío de “El Último Superviviente” por comerse el estómago crudo de un ñú que lleva 6 días muerto en el desierto del Gobi. Eso, y unas mini estrellitas Michelín a todo niño entre 1 y 3 años por sus famosos “bocaditos de pan con nocilla, crujiente ligero de arena, hormiguitas y mocos de temporada”.

¡¡Hombre ya!! ¡¡No jueguen con el semen de esa manera!!

Anuncios

248.- El Sabroso Placer del… ¿Tanatorio?

Posted on Actualizado enn

Es ya como una tradición pre – navideña más, como comprar el décimo “ganador” de la lotería de navidad, pensar los regalos que se van a hacer o organizarse las fechas navideñas entre trabajo, amigos y familia. El caso es que en vísperas de navidad aparecen por el hospital los chicos del tanatorio.

Pero esta vez no vienen a “llevarse” si no a traer; a traer unas cajas de trufas de chocolates que están… ¡¡Orgásmicas!! ¿Orgásmicas? No sé si existe ese adjetivo pero es el que mejor las describe. La pregunta es: ¿está bien alegrarse cuando los de la funeraria te las regalan?

¿Nos premian por “darles trabajo”? ¿Nos “incitan” a que ellos tengan trabajo a nuestra costa? ¿Es moralmente correcto alegrase cuando vienen con el cargamento? ¿Deberíamos rechazarlas por principio? Da igual la refexión; están cojonudas.

232.- Repostería Erótica.

Posted on Actualizado enn

tarta

La otra tarde con motivo de una reunión muy especial ejercí de anfitrión con un postre un tanto especial: la Tarta Polla. Ideal para quedar bien en cualquier reunión informal que se precie y muy bien acogida después de varias botellas de vino blanco.

Ingredientes:

Una base redonde de bizcocho de 3 pisos, nata montada, sirope de fresa, nesquik y virutas de chocolate.

Preparación:

Poner los 3 pisos de bizcocho y dibujar sobre ellos el falo en cuestión. Para obtener un tamaño XXL es mejor dibujar el pene a la largo (todo el diámetro) y en los costados dibujar los huevillos. Cortar los 3 bizcochos a la vez a como si estuviéramos serrándolos. Colocar uno y cubrir con nata. Echar un chorro de sirope sobre la nata montada. Segundo bizcocho y mismo proceso. Poner encima el tercer bizcocho. Es referible no “emborracharla” porque los bizcoches se desharían.

A parte de la nata sobrante se le añade el sirope y se hace una crema rosita para la zona más sensible de nuestra tarta. El resto se mezcla con nesquik para el tono “piel”. A más cacao, más mulata quedará (nota: el colacao hace grumos). Ya está nuestra Tarta Polla. Decorar con virutillas de chocolate dependiendo del grado de “pelo” que queramos. Si queremos más realismo podemos dibujar con hilos de sirope los vasos sanguíneos. Para darle el toque más “caliente” se puede decorar con leche merengada (cada uno que la ponga donde quiera dependiendo de sus fantasías). Preparar servilletas, serán necesarias.

216.- Ya es… Navidad???

Posted on Actualizado enn

navidad

Ayer, 5 de octubre, para algunos comenzó la Navidad. Estaba yo comprando en el Eroski del barrio cuando, de pronto, me quedo petrificado al ver dos mesas enormes repletas de mazapanes, polvorones, mantecados… Papeles brillantes que cegaban mis ojos y un olor a almendras tostadas que me hacían recordan la cocina de leña. Dios… Ya están aqui???

Una película de fotogramas pasó a gran velocidad por mi cabeza: anuncios de colonias, muñecas, villancicos, turrones, miiiiil euros, campanitas, villancicos, “papasnoeles” ahorcados en lso balcones, fifuritas de belén, espumillón, más villancicos… Horror!!!! Pero si nos acabamos de quitar el bañador y los piratas!!! Déjennos disfrutar del otoño, tranquilo y relajado que ya tendremos tiempo de hincharnos de todo eso!!! Déjennos quitarnos algún kilillo de encima para comenzar la campaña navideña de azúcares y grasas saturadas!!!!

Como revancha ante tal falta de tacto con el calendario no pude más que subir a casa, pillar la cámara de fotos y cual mezcla entre paparazzi y callejeros dejar constancia gráfica. Ya saben… a ocho setenta y dos.

161.- Se acabó.

Posted on Actualizado enn

pobre de mi

Pobre de mí, pobre de mí que se han acabao las fiestas de San Fermín.

Han sido 204 horas en las que me ha pasado casi de todo: he trabajado (lo necesario), he salido (mucho), he dormido (poco), he bebido y comido (tengo que hacer cura depurativa ya!!!) y me he divertido (nunca es demasiado). Me he enamorado, desenamorado, cantado, bailado… pero sobre todo me he reído. Me he reído mucho.

Tengo que hacer un repaso más exhaustivo de estos días, pero será en entradas posteriores. También tengo que hacer una selección de fotografías, hay algunas que no tienen desperdicio y otras que me pueden llevar a la orca directamente si se me ocurre publicarlas.

Pero, ¿y ahora? Sé que quedan las fiestas de todos los pueblos, mucho verano por delante, mucho hospital (semana de tardes, horror!!!), mucho trabajo… pero nada es igual. Los megaguays cuando tienen una crisis como esta se hacen un corte de  pelo molón (y caro). Yo ya lo llevo cortito así que sólo me queda afeitarme la cabeza y no sé si estoy muy por la labor. Una idea es marcharme a las misiones (y sé que una se lo está pensando bien), o de sanitario al ejército como O’Malley el de Anatomía de Grey, pero creo que estoy más por la idea de hacerme hippy y poner un puesto de pulseras y collares en… ¿Mikonos? Chico, una vez de ponernos…

Ah, y un aviso: si escucho una vez más la sintonía de La Pantera Rosa o el “por tí, volaré” brotaré y no sé de lo que seré capaz de hacer. La culpa, del gran circo mundial.

73.- Cuando seas padre…

Posted on Actualizado enn

huevofrito

…Comerás huevos. Eso me decían en casa. Y no llegué nunca a entender muy bien la frase, porque yo me comía el huevo frito y mi padre también. Los días un poco más especiales la abuela nos preparaba huevo “en vaso”. Era un plato de casi de lujo, hasta que supimos que se trataba de un huevo a medio cocer. Y yo me comía el huevo y mi padre también. ¡Y yo no era padre! ¿Cómo podía un niño comer cmida de padres? Y es más, ¿cómo podían comérselo mis hermanas? Un lío.

La frase no podía significar que ser padre era un privilegio que te daba a la hora de comer pues en mi casa los restos de sopa del mediodía, el filete con más nervios y el culo y el cuello del pollo siempre se los comían mis padres. Siempre les “tocaban” los trozos más malos que se apresuraban a retirar de la fuente. Creo que esto ha ocurrido y ocurrirá en todas las casas. Con lo cuál ser padre no era comer mejor.

Yo creo que la frase en cuestío venía por otro lado y que para suavizarla, pues había ropa tendida, suprimieron los artículos. Esto es, cuando seas padre “te” comerás “los” huevos. Que vendría a significar algo como que ya verás que tarea tan dura supone criar a uno, dos o tres mocosos. Si a esta teoría le sumamos el conocido “cómo no me la machacaría con una piedra” la deducción expuesta se confirma.

Quizá un día pueda decirle yo a mi hijo o hija eso de “cuando seas padre…” Me gustaría, pues aunque los críos ajenos me sacan muy pronto de mis casillas, los de uno mismo se ven de otra forma, se ven como hijos. Y si no, espero disfrutar mucho de la retaila de sobrinos que me den.

Felicidades a los padres, que aprovechen las torrejas.

padre

70.- Operación Bikini (día 1)

Posted on Actualizado enn

dieta

Entre todos habían conseguido acorralarle en la cocina. El líder de la rebelión había sido el bote de nata montada, al que pronto se le unió la caja de mantequilla y el sector de los embutidos (queso, chorizo y salchichón). Necesitaban hacerse fuertes y duros  y para eso trataron de convencer a los botellines de cerveza, que pronto se sumaron al plan. El chocolate, en todas sus variantes (crema, tableta, galleta, bollo…), también quería su espacio y dada la importancia que podría tener en la trifulca pronto fue admitido.

No tardaron en rodearle en la cocina. Todos contra él. Pero el tomate sacó la fuerza de la frescura que tenía dentro, nadie le tocaba los carotenos y acabó plantando cara a todos y cada uno de ellos. Contaba con el el apoyo del cajón de las verduras, la cesta de las frutas, las patatas, legumbres, hortalizas… Entre todos conseguirían superar a la pandilla de los “promichelines”. Tenían un reto por medio y 100 días para conseguirlo.

Lo dicho, me alío con la dieta mediterránea a ver si en esos cien días consigo quitarme el “gordetex” invernal. Fecha de entrega, 24 de junio, san juan. Sólo necesito que el resto de los mortales no se alíneen con el eje del mal y me inciten a caer en la tentación. Soy tan débil… Ese tomate se siente tan solo…