comprar

375.- Rebajajajajas.

Posted on Actualizado enn

Problema: Un abrigo de invierno que te gustaba mucho costaba 59 euros. Pero ahora, en temporada de rebajas, tiene un descuento del 70% sobre el precio anterior. ¿Cuánto cuesta ahora el abrigo? ¿Cuánto nos hemos ahorrado al comprarlo en rebajas?

Respuesta: Ahora cuesta 17,70 €. Nos hemos ahorrado 41,30 €.

Ahora bien, ¿cuál es el precio real de la prenda? ¿Cuánto lo ha inflado el comerciante durante toda la temporada que lo han estado vendiendo? Razone la respuesta.

 

Nota Mental: Evitar las tiendas y centros comerciales en 15 días (por lo menos).

374.- Wikileads: Navidad = Compras.

Posted on Actualizado enn

Wikileads es casi casi mi nuevo héroe, pero ese no es tema de hoy. Eso sí, tengo una especie de primicia que estoy seguro de que la mayoría desconoce y me gustaría contarla. Luego, que cada uno saque las conclusiones que tenga que sacar.

Tarde de navidad, primer domingo de año y vísperas de reyes; eso significa “centros comerciales abiertos”. Y aprovechando que uno de los regalos que tenía que comprar sólo estaba en “El Corte Inglés” allí que me presento. El panorama se lo pueden imaginar: gente comprando, gente comprando, gente comprando… Y unas pobres dependientas que no pueden ni con su cuerpo. Normal, vaya ritmo de trabajo, yo no aguanto ni una tarde. Y por si fuera poco aguantar las ordas de compradores… ¿qué mejor que poner por el hilo musical villancicos a todo volumen? ¿Qué más relajante de niños con panderetas y cascabeles sonando una y otra vez?

Pasadas las 8 de la tarde suena a volumen máximo la “Oda a la Alegría”, la novena sinfonía de Beethoven. Uy… esto no es un villancico. Cinco minutos más tarde vuelve a sonar. Hablando con la persona que nos está atendiendo le digo que menuda tortura aguantar esta música todo el día. Ella, resignada e inocente, me dice que no puedo imaginarme qué significa que esa canción.

Resulta que ponen esa canción (el Himno a la Alegría) para “informar” a sus trabajadores de que ya han cubierto las previsiones de venta que tienen marcadas para ese día. En ese momento los vendedores se relajarán, se supone. Eran las 8 y media de la tarde, ¿se imaginan la presión que deben tener hasta que escuchen la melodía-contraseña? Una auténtica espada de Damocles.

Nota Mental: No pisar El Corte Inglés.

170.- Comprando Cine.

Posted on Actualizado enn

pelis

Los días después de haber hecho una gardia por la noche en urgencias estoy empanao, callao y con unas ganas de comprar enormas (yo, que no soy consumisnta compulsivo cultural únicamente), eso ya de entrada. Si a eso le sumas que me duele la garganta, tengo muchos mocos y apenas puedo respirar y le añades que estamos a 39º cuando mi temperatura ideal son los 18, que el cielo está nublado y el aire que solpa es caliente y pegajoso. Y todo ello rehogado con un incendio cercano y las calles llenas de humo… tienes la respuesta de por qué me he comprado estas dos películas en una superoferta; la película del musical de Mamma Mía! y la francesa Bienvenidos al Norte.

La primera me encantó, la he visto unas cuantas veces y me parece que es un subidón auténtico de moral. La segunda me la han recomendado varias personas como una de las películas sencillas y más divertidas que han visto. Y no me he comprado un documental del polo norte y glaciares porque me parecía ya demasiado. Ya os contaré.