crisis

409.- ¿Qué ha pasado en este Blog?

Posted on Actualizado enn


¿Qué ha pasado en este mes y medio? Pues muchas cosas… y nada a la vez. Hemos tenido unas erecciones elecciones generales y ahora el azul, los pendientes de perla y los bolsos de marca son el Trending Topic. Y no, por una vez no hablo de Pan Am que a uno puede que le gusten los asientos de cuero de primera clase, el whisky on the rocks y las azafatas serviles… pero sólo en la ficción. Por lo demás el país sigue igual: corrupción, paro, recortes, Urdangarín hace más próxima la III República, Paquirrín pierde al bebé que había presentado previo talón, la Pantoja destrona a la Esteban en las campanadas… Va a resultar verdad que el fin del mundo llega pronto. Pero poco importa ya todo eso, porque… es Navidad (ya hablaremos de esto otro día).

En cuanto a mí… sin novedades, lo cuál no sé si eso es bueno o malo. ¿Que qué he estado haciendo este mes y medio?  Tratar de sobrevivir, sin darle muchas vueltas a las cosas, sin tomarme la vida muy en serio que como decían Les Luthiers “al fin y al cabo no saldré vivo de ella”. Con días de Nube Negra como cantaba Sabina y otros en los que me siento el chico más afortunado del mundo. Soñar, coger fuerzas, disfrutar de la vida, hacer alguna excursión a los infiernos y volver a empezar el sendero marcado cada mañana.

Nota Mental: No escribir escuchando a Amy Winehouse que me salen los post muy tristes.

357.- Miedo, Tengo Miedo.

Posted on Actualizado enn

 

Fin de semana de “Jalogüin”. No soy de huesos de santo ni función de Don Juan Tenorio, pero me enerva bastante el movimiento “americanizador” de los últimos tiempos. La única calabaza que me gusta es la que echa mi madre al puré. Y la Ruperta. Fin.

Cualquiera que me conozca sabe que soy un poco cagao y que no me gusta nada todo lo que tenga que ver con miedo, y mucho menos con sustos. Pero a veces uno saca el valor de donde no lo tiene y se mete en el cine a sufrir. Los Ojos de Julia es una buena película que consigue lo que pretende: hacerte estar en tensión las dos horas que dura.

Pero lo que más pánico me ha dado este fín de semana ha sido una entrevista a Mariano Rajoy publicada el domingo en El País. Miedo porque habla de recortes en derechos civiles (aboro, matrimonio homosexual, igualdad…) y deja entrever un duro plan de ajuste económico (menos gasto social, menos inversión pública, menos impuestos indirectos, más directos, privatización de servicios…) Ni los los niños disfrazados de esqueleto, ni los chillos de Belén Rueda: una puta entrevista en un periódico, eso sí que es terror del bueno.

Pinsen, piensen. Y si lo creen conveniente… actúen.

Leer la Entrevista

 

342.- Al Otro Lado…

Posted on Actualizado enn

…de la Nube Negra. Allí era dónde Sabina pedía que le esperaran: donde no quedan mercaderes que venden soledades de ginebra, al otro lado de los apagones, al otro lado de la luna en quiebra, allí donde se escriben las canciones con humo blanco de la nube negra.

La primera regla para salir del agujero es trepar, aunque te pese el culo y te dejes las uñas escarvando en la arena. Trepar, remar, luchar… da lo mismo. Paralizarse y lamentarse no sirve de nada. Sí, lo hiciste mal. Sí, pudiste hacerlo mucho mejor pero… ¿Y ahora? ¿Qué vas a hacer ahora? Todos queremos lo mismo de esta vida, ser felices. Pero no nos engañemos, nadie va a ser felíz por tí; si no lo eres es porque no estás dispuesto a luchar por ello.

Si algo me gusta de las nubes negras además de que anuncian una tormenta es que confirman que, al otro lado, el sol brilla aunque no podamos verlo. Por eso son tan negras, por la sombra que crea en ellas el sol. Uno, que está empezando a saber demasiado de nubes, anticiclones y borrascas pasajeras. Sólo me falta que un huracán (o en su defecto mi amada espiral de auto-destrucción) haga volar mi casa por los aires y la deposite en Oz.

Esto me recuerda que no tengo zapatillas rojas que me devuelvan a Kansas. ¿Alguien me presta unas?

(Por cierto, mi nube negra deja pasar algún rayito de sol: tengo trabajo)

317.- Chinita no Entendel.

Posted on Actualizado enn

Corren malos tiempos. El gusano de la crisis comienza a podrir todos los niveles de la economía española. Hay duros recortes en presupuestos, en servicios y derechos sociales. Los sindicatos comienzan a gestar una huelga general. Se congelan pensiones y se eliminan ayudas.

Pero Appel saca al mercado el iPad, una ¿tableta? multimedia. Última generación a precio entre 480 y 800 euros. Y hay colas en las tiendas para comprarlos. Por delante del ajuste económico prima el ser moderno y estar a la última.

Mientras en la planta china que fabrica el aparato trabajan 300.000 empleados. Muy eficientes ellos, con jornadas laborales maratonianas por un sueldo de 100 euros al mes. Todo ello en unas condiciones un tanto particulares: como dato decir que en 5 meses ha habido 13 intentos de suicidio y 10 muertes.

Cómo está el mundo. Chinita no entendel.

286.- Ra-Ta-Tui.

Posted on Actualizado enn

Si me conocen un poco ya sabrán que me encanta andar metido entre fogones. La cocina y las mezclas imposibles son mi debilidad; ya apuntaba maneras desde pequeño cuando hacía comer a mis hermanas deliciosos canapés de chorizo con nocilla. El otro día mi hermana, que es cocinera, dijo que había hecho un postre con chocolate y sal y pimienta. ¿Ves? No andaba yo tan lejos…

El caso es que me he apuntado a un curso de cocina: Cocinar en Tiempos de Crisis. Bueno, el título es menos romántico que eso pero más o menos va de eso; cocina básica semi-tradicional y sin grandes ingredientes. Ya llevamos tres días y milagrosamente no me cortado ni quemado. Por ahora hemos hecho: patatas con chorizo, sopa minestrone, crema de calabaza, escalibada, risotto de verduras, musaka, ajoarriero, pollo con almendras, pastel de manzana, arroz con leche y tiramisú… Prometo, al finalizar, deleitar con mis sofritos y adobos a quién quiera.

Mmmmm… Bon Appetít!!

161.- Se acabó.

Posted on Actualizado enn

pobre de mi

Pobre de mí, pobre de mí que se han acabao las fiestas de San Fermín.

Han sido 204 horas en las que me ha pasado casi de todo: he trabajado (lo necesario), he salido (mucho), he dormido (poco), he bebido y comido (tengo que hacer cura depurativa ya!!!) y me he divertido (nunca es demasiado). Me he enamorado, desenamorado, cantado, bailado… pero sobre todo me he reído. Me he reído mucho.

Tengo que hacer un repaso más exhaustivo de estos días, pero será en entradas posteriores. También tengo que hacer una selección de fotografías, hay algunas que no tienen desperdicio y otras que me pueden llevar a la orca directamente si se me ocurre publicarlas.

Pero, ¿y ahora? Sé que quedan las fiestas de todos los pueblos, mucho verano por delante, mucho hospital (semana de tardes, horror!!!), mucho trabajo… pero nada es igual. Los megaguays cuando tienen una crisis como esta se hacen un corte de  pelo molón (y caro). Yo ya lo llevo cortito así que sólo me queda afeitarme la cabeza y no sé si estoy muy por la labor. Una idea es marcharme a las misiones (y sé que una se lo está pensando bien), o de sanitario al ejército como O’Malley el de Anatomía de Grey, pero creo que estoy más por la idea de hacerme hippy y poner un puesto de pulseras y collares en… ¿Mikonos? Chico, una vez de ponernos…

Ah, y un aviso: si escucho una vez más la sintonía de La Pantera Rosa o el “por tí, volaré” brotaré y no sé de lo que seré capaz de hacer. La culpa, del gran circo mundial.

51.- El Co2, la Nasa y la Crisis

Posted on Actualizado enn

satelite2

En el cohete de la NASA que se lanzó ayer viajaba un satélite destinado a medir el dióxido de carbono de la atmósfera. Pero Taurus XL, nombre mezcla de electrodoméstico de cocina y suplemento antigatillazo, tuvo un fallo y minutos después de su lanzamiento cayó al mar, cerca de la Antártida. Y ese no era su destino, está claro.

Pretedía ser el primero de una serie de observatorios en órbita que medirán la presencia de CO2 en la atmósfera. Así se podrá estudiarse de qué forma la vegetación procesa ese gas y cómo los fenómenos meteorológicos afectan a su distribución.

Pero, falló. Se perdían así 214 millones de euros y una década de investigación. ¿Crisis? ¿Quién dijo crisis?