cumpleaños

397.- Cosas que hacer antes de los 30.

Posted on Actualizado enn

Me quedan unos meses para cumplir los treinta. Porque espero llegar.

Aún recuerdo el día que ví esta película en los cines: “Cosas que hacer antes de los 30”. Y me gustó. Tanto que cuando liquidaron el videoclub de debajo mi casa me la cogí. Me da igual que no tenga ni un cinco en las puntuaciones del FilmAffinity. Yo es que soy así de simple y me gustan las películas simples en las que personas corrientes hacen cosas normales. Y bajo la excusa de hacer las cosas que a estos (ya no tan) jóvenes les quedan pendientes se ve una película mucho más profunda.

Los treinta son sólo un número, como los 29 o los 31, y puedo asegurar que llegar no ma va a causar ningún trauma. Es más, espero hacer un fiestón de los de campeonato. Y a veces esa excusa puede dar pie para hacer otras cosas mucho más profundas.

Nota Mental: ¿Y si la vuelvo a ver?

Anuncios

378.- Veinti-Todos.

Posted on Actualizado enn

Y un día, casi sin darte cuenta, te despiertas sólo en tu piso pero con un año más. Veintitodos, veintinueve. Ya no habrá más “veinti”, la próxima cifra empezará por tres. Y empiezan a llegarte mensajes, felicitaciones, llamadas… y sin querer (porque hacerlo te da miedo) empiezas a hacer balance.

Te acuerdas de todas esas personas que en distintos momentos han ido entrando en tu vida y se han colado en ese particular ranking de personas que son importantes para tí, y que sabes que si a día de hoy te faltaran, tú serías menos tú. Te acuerdas también de todas esas personas que han ido cayendo de esa lista de amigos.

Te acuerdas de todas las personas que no te van a felicitar porque ya no están. Personas que lo han sido todo para tí pero que un día, sin previo aviso ni despedida, hacen cierta la frase “Ley de Vida”. Personas que han marcado tu carácter, tus valores, tu historia personal… Y entonces te das cuenta de que sí te estás haciendo mayor, y de que es eso realmente lo que te pesa.

Pero haces balance y ves que la vida sigue y que queda mucho por recorrer. Y que tienes muchas personas a tu alrededor que te van a acompañar gustosamente por ese camino. Y te ves un poco menos solo. Y eso te da fuerza, valor y energía para tirar al menos otros 29 años más.

Gracias a todos por estar ahí.

Nota Mental: Pensar ideas para la próxima fiesta.

350.- Felicidades.

Posted on Actualizado enn

¡¡¡Felicidades kukis-moris!!!

Son dos, pero vale por doscientas; no sé que haría sin ellas. Y parece que fué ayer cuando gritaban lo de “Mamáaa!!! Yaaaa!!!”, tenían “gongos” o pegaban las “sapas”. Y cuando escondían las miguillas del pan en la pata hueca de mesa y nos desesperaban con el “Mastica y Traga, Mastica y Traga”, siempre hacían bola. Cuando jugabamos a “Salivitas”, al “Un, Dos, Tres” o nos leíamos los diarios secretos. Recuerdo las tardes de domingo en el brazal, haciendo barro o disfrutando con todos los pingos que había en las eras.

Pero nos hacemos mayores, afortunadamente. Lo mejor, que seguimos estando tan unidos como antes, o incluso más. Que sé que puedo contar con ellas para lo que sea, que son mis principales pilares y dos de las mujeres más importantes de mi vida. Os quiero. El chacho.

291.- Cosas que hacer antes de los 30.

Posted on Actualizado enn

Ayer llegó a mis manos (bonita forma de decir que me compré) esta película que en su día me gustó mucho. Recuerdo que la ví en el cine en Pamplona, y juraría que fuí sólo al cine a verla. Es la típica película inglesa de bajo presupuesto que cuenta lo que les ocurre a un grupo de amigos al borde de cumplir la treintena. Todos tienen cosas pendientes que hacer antes de llegar a esa edad. A mí me quedan 2 años, escasos.

Cambiando de tema, el domingo fue el aniversario de boda de mis padres: 29 años de casados. Mi hermana escribió en su blog una entrada que no puedo superar, así que no voy a entrar ahí. Ellos se casaron con 24, y para mi edad ya tenían 3 hijos que se andaban. Y yo, y mis hermanas… a verlas venir. Ya ves.

Vamos a tener que escribir una lista con esas cosas que debemos hacer antes de los 30; eso sí, no pienso lo más mínimo colgarlas aquí.

275.- “En llegando a los 28…

Posted on Actualizado enn

 …Remolacha para el Cocho”. Así es el refrán que, como no, me cayó el 21 de Enero cuando llegué a la agraciada edad. Y esto de la remolacha y el cerdito viene a significar más o menos que, o llegado a esta edad tienes la vida encarrilada, o no hay nada que hacer. Lo que viene ser el actual “lo que no está vendido, está podrido”.

La historia del refrán podría ser el siguiente. Antes en las casas de los pueblos se criaban cerdos. Había dos opciones, comer el gorrín asado o pasado un tiempo (¿28 días, un mes?) ya no había vuelta atrás y se dejaba al cerdo para engorde y aprovechar de él hasta los andares.

Y es verdad que los 28 me han caido un poco “descarrilado” como dirían mis hermanas, pero es lo que hay y en el fondo, no me han sentado tan mal. Sé lo que quiero, que no es poco. Y sé a quién tengo, que para mí es lo más importante. Tengo el equilibro adecuado entre ying y yang, mis chacras en orden y el aura limpia y desinfectada. Han sido 4 celebraciones por todo lo alto de las que, además de esta foto, poco más se puede contar. Gymkanas, boas de plumas, un “fotocol”, globos y sorbete de mojito. Ponche, mucho vino blanco, el Principito, peces y cañas de pescar. Futuros masajes, nata montada,  el hombre lija y kit de antifaz y esposas. Cante, baile, muchas risas y hasta la comparsa de gigantes de Pamplona.

Gracias a todos. Eso sí, ahora necesito un descanso. Y un masaje.

271.- El Cumple de Kar.

Posted on Actualizado enn

Ya sé que llevo unos días con el blog abandonado pero es que uno no cumple 28 años todos los días. Y la verdad es que los he celebrado por todo lo alto con 3 “celebrations” a cuál más peculiar. Tengo que hacer memoria de todas y prometo extenderme más en el asunto, mientras tanto cuelgo la entrada que ha escrito mi hermana marta en su blog dando su particular punto de vista de la gran noche del sábado.

www.martatieneunmarcapasos.wordpress.com

La culpa fue del chá-chá-chá… Bueno del chá-chá-cha, del postre que nos hizo kar y quiero creer que de los plátanos porque espero que los compraríais en Lidl. ¿Por dónde empiezo? Hay tanto que contar que no puedo seguir un hilo conductor. 

Empezare por decir que nos curramos muchísimo el cumple de kar. Sus 28 van a ser recordados. Adornamos en txoko con guirnaldas, globos y un cartel del hombre lija echo por Silvy y Yogui y coloreado por todas nosotras con un método único llamado “¡cambio de pintura!”.  El hombre en sí quedo genial, con un cierto aire a Iñaki Urdangarín entendible perfectamente porque a Yogui le gustan los hombres tipo pelotaris y Urdangarín ¿tiene un aire no?

Para abrir boca, comenzamos con una Gincana en la que Kar era el niño de la película Up, el pequeño explorador que debía ir pasando pruebas para conseguir todas las insignias que un buen explorador debe tener. Los regalitos y los complementos fueron un acierto.

La cena fue un menú de postín… ¡que festín, que festín! Para empezar paté de pato con panecillos de pasas y mermelada de frutos rojos; por otro lado queso de cabra con miel y fruta de la pasión y para finalizar los entrantes revuelto de huevos con gulas en tartaletas de pan. De plato fuerte pechugas con salsa de queso y pistachos y de postre un sorbete de mojito… todo muy bien “regado” con un par de botellas de vino blanco. El café nos lo saltamos y pasamos al cubata directamente.

Quiero destacar el postre porque fue el culpable de hacerme sentir Pe en el musical de Nine. Las proporciones son algo así como un litro de helado, una pizca de menta picada y un vasode agua, pero de ron; kar lo hizo a mano alzada y volteo la botella de ron hasta dejarla seca, ¿cuánto echaste? ¿una botella? Porque esta claro que no fueron dos chorrotadas….

Para poner punto final a la cena, pusimos musiquita buena, apagamos todas las luces y nos quedamos con la luz de ambiente de la mapansa. Hay que reconocer que esta primera parte estuvo genial; espero que todos los que estuvimos nos lo pasaríamos igual de bien.

La segunda parte me cuesta recordarla; sólo sé que sacamos a los pececitos de bares, pasándolos de cubata en cubata; que el bote de nata dio mucho de si, que gatee por la barra del o´clock sintiéndome sexy, aunque pareciera una zorrona salida…..:( del baile de all the single ladies, de la camisetilla de la Anuski y el bongui bongui de Sara……. del morreo entre….. (bueno hay cosas que debemos censurar)

Sé que bailamos mucho, nos reímos mucho, saltamos, bebimos, nos divertimos, reñimos, perdimos las chaquetas, almorzamos…… No sé las demás pero sé que yo parecía una trol sucia y marrana, una trol que intento sembrar lo que pudo pero que en ningún momento lo hizo con estilo; una trol que regó su cosecha varias veces y por eso el domingo recogió los frutos de una noche de “labor”, la recompensa fue una resaca de p… madre. A eso hay que añadir que tengo el cuerpito magullao, que me duele todo todo gracias al ostión que me pegue en el bulevar a ultimísima hora. Y que en la bodeguilla grite que me sentía feliz pensando que “menganito” se gustaba de mí….. igual igual que si tendría 15 años….. una niñata en toda regla….. Fueron las hormonas ¿verdad que si? verdad, verdad…. 

Una vez que llegue sana y salva a mi casa, me quite las lentillas y las tire por el suelo del baño, (os juro que nunca me había pasado tal cosa) luego me metí en la cama y me relaje de tal manera que me dio por pensar en los nietos de mi tía Anabel, fue entonces cuando me enfade con la pobre Anuski porque no me entendía. Cuando vi que Ana encendía la luz y se levantaba preocupada, me dí cuenta de que se me iba la pinza y le dije con cara de circunstancia “ya esta bien que a mimir inmediatamente” jejejejeje.

Hay muchas cosas que me dejo por el camino, pero no tengo ni memoria ni ganas de seguir escribiendo, perdonen mi vagueza chicuelos. Agradecer a Silvy, Sarita, El gemelo, Yogui, Anuski y a Kar la noche del 23 de enero de 2010; muchas gracias y disfruten de los recuerdos (si es que tienen).

Un diez para todos, un diez elevado a la enésima potencia. Hay que preparar aniversario de esta noche, propongo fiestón en Pamplona allá por finales de julio para conmemorar 6 meses del cumple.  Aunque antes que eso tenemos el cumple de Sara. Hay que hacer un calendario de txikicuadri con fechas señaladas ¿vale?

Que bien me lo pase, no dejo de sonreír recordando cosas.

235.- Un Año de Blog.

Posted on Actualizado enn

aniversario

Hace exáctamente un año, el 13 de noviembre, nacía este blog. Fruto de una experiencia blogera previa surgió como la versión actual del diario de la infancia. O la eterna adolescencia. Un espacio para contar mis experiencias, aunque muchas veces solo cuente mis pensamientos, mis reflexiones, de una forma tan velada que parezca que estoy de psiquiátrico. Creedme: si la mayoría de las veces dijera la verdad y nada más que la verdad, las historias que relato perderían gran parte de su encanto.

En estos 365 días se escrito 235 entradas incluídas algunas mini-píldoras que contaron mi viaje por las islas griegas. Han sido 22.137 visitas las que ha tenido y 573 comentarios los que se animaron a dejar. Gracias por hacerlo, porque pese a que el objetivo del blog no es que sea leído por un gran número de personas, a veces es necesario que alguien te lee para seguir tecleando.

En este año he viajado; en avión tren, barco, coche, tren, bus y bici. También he viajado sin moverme de casa. He conocido a gente, unos han merecido la pena y otros no. He reído, llorado, cantado y bailado. Creo que me he desenamorado más veces de las que me he enamorado. He sufrido. Poco, porque la mayoría de las veces no merece la pena. Tuve mi momento de gloria con el cartel de san fermín. He besado sapos que no se han convertido en hermosas princesas. He trabajado, he salido, bebido y follado. He tenido resacas monumentales y he jurado dejar la bebida. Consecuencia: he mentido. Y casi todo lo habéis podido leer en este rincón. ¿Me dejo algo?

He escrito la entrada más triste, dura y amarga que nunca pensé llegar a hacer. He perdido a una de las personas que más quería en esta vida y que más me quería a mí: mi abuela. La he perdido y, en parte, me he perdido un poco yo. No hay día que no la recuerde en varias ocasiones. He llorado. Y lloro.

Gracias a las gemes, a la gente cercana y a los del hospital. También a los desconocidos que un día llegaron y decidieron quedarse. Especial ilusión me hizo conocer reciéntemente a dos de ellos: Kwak y Crispín. Y sobre todo a quienes quieren crear un club de fans (tengo mis propias fanes) y me animan a que escriba un libro que ya se encargarán de distribuir puerta por puerta. Gracias.

PD: me regalo un cambio de imagen.