fosa común

361.- Beso de Despedida.

Posted on Actualizado enn

Se juraron que se escribirían. Que prometieron que se acordarían del otro de día y de noche, que se esperarían el tiempo que hiciera falta. Pero lo que no sabían entonces es que la próxima vez que juntaran sus cuerpos en un beso Tomás estaría acribillado a balazos. Entonces tampoco sabían que Felisa estaba embarazada y que aquello sería el principio de un largo y humillante calvario para ella. Pero por un instante soñaron que serían felices juntos.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Emocionante el reportaje “LA MEMORIA DE LA TIERRA” de hoy de El País Semanal. En estos diez años se han exhumado 5.277 fusilados de la Guerra Civil en 231 fosas comunes. Los desaparecidos se cifran en 100.000 personas, gran parte (mal)enterradas en las cunetas.

Anuncios

50.- Viejas heridas

Posted on Actualizado enn

fosa

En mi casa la Guerra Civil y la postguerra nunca fueron un tabú. A mi bisabuelo lo fusilaron y exhumaron su cuerpo décadas después. Por eso me siento un poco comprometido con esta causa, la de rehabilitación de los represaliados. En casa de José, en Francia, tampoco lo fué.

Siempre oyó hablar a su padre, de fusilamientos, fosas… En resumen, de los vencidos, cubiertos durante décadas por una losa de silencio total. En Sorihuela del Guadalimar (Jaén), con menos de 1.300 habitantes, José percibe ahora las dimensiones de la represión con la excavación de la fosa donde están los restos de su abuelo.

Sabe que el 23 de abril de 1939 su abuelo fue “torturado y asesinado por los franquistas”. Oficialmente murió por “colapso cardiaco-asma bronquial” pero un preso contó a la abuela de José que su marido había sido torturado hasta morir. Incluso lo pincharon con banderillas y estoque; la culpa, militaba en el PCE y fue juez de paz.

José quiere llevar sus restos a Francia, y así hacer feliz a su padre, de 83 años, que no pisa el pueblo desde su exilio.  ¿Quién puede negar la búsqueda y el descanso de los restos de un familiar? Con las exhumaciones  no se abren heridas, sino que se cierran; el padre de José se está curando, está ilusionado como un niño.

FUENTE: Público.es