fusilados

407.- Otra Película sobre la Guerra Civil.

Posted on Actualizado enn

“La Voz Dormida” es una película basada en la Guerra Civil. Sí, otra más. Es la adaptación de la novela de Dulce Chacón que narra la brutal represión que padecieron las mujeres presas en cárceles franquistas. Hará como diez años cuando lo leí y me impactó  la historia de la joven cordobesa que llega a Madrid en 1940 para estar cerca de su hermana, una militante comunista reclusa de la madrileña cárcel de Ventas. Benito Zambrano presentó su película en el Festival de Cine de San Sebastián donde María León se llevó la Concha de Plata a la Mejor Actríz.

Como era de esperar cuando los españoles hacemos una película sobre el acontecimiento más importante y desgarrador de nuestros últimos… ¿200 años? vuelve el típico tópico de “otra película de la guerra civil”. Frasecita que dicho sea de paso, me sienta como una patada en los cojones. Será porque mi familia quedó brutalmente marcada por la guerra. Será porque he conocido cientos de historias rotas. O quizá porque sean todavía 30.000 las personas que desaparecieron y de las que nunca más se supo. Y otras tantas familias que se preguntan dónde están, claro. O que existan 284 fosas comunes localizadas a la espera de ser abiertas…

Quizá sea por todo eso que crea necesario este tipo de cine. El director tuvo que hacer frente en la rueda de prensa a un comentario como ese. “¿Dejamos de hacer películas sobre la guerra y nos dedicamos a hacer documentales de dinosaurios? ¿Qué fosa dejamos sin abrir?”. Lo suscribo totalmente. Porque las heridas no se cerraron con una insuficiente e inacabada Ley de la Memoria Histórica  y porque cada una de esas historias que la guerra civil destrozó merece ser contada.

Cuando los americanos dejen de hacer películas sobre la guerra mundial, Pearl Harbour y Vietnam, o los europeos de nazis, campos de concentración y judíos… entonces hablaremos. Además listillos, enteraos, sólo se ha abordado la guerra civil en el 1,5% de los filmes de los últimos diez años: exáctamente en 14 de las 961 películas.

Anuncios

82.- Un tipo duro que llora.

Posted on

fusilados

Soy un tipo duro. Soy un tipo duro que llora. Soy un blando. El duro más blando me llamó una vez mi madre. Ayer tomaba un café en un sitio repleto de gente. Suelo sentarme en las mesas que pegan contra la pared, porque me gusta observar a quién está allí, qué hacen, qué toman, de qué hablan…

Había tanta gente que tuve que sentarme en una de las mesas que están en el centro del salón; a los ojos de todo el mundo. Seguramente nadie reparó en mí, y nadie me miraba; el jaleo de madres, padres, abuelas despistadas y niños enrabietados hacía todo mucho más interesante que el joven que tomaba café y leía EL PAÍS a las 12 del mediodía.

Leía un reportaje sobre las cartas que muchos fusilados escribieron a sus familias horas antes de morir, pequeños tesoros guardados y conservados por hijos y nietos. Hoy, esos hijos y nietos les escribían a los asesinados. Y de pronto me doy cuenta de que tengo una par de lágrimas colgadas ya de las pestañas inferiores de los ojos.

Soy un tipo duro muy blando…

Reportaje de EL PAIS sobre las cartas de los fusilados