gallina

195.- Cagao, Gallina, Cobarde.

Posted on Actualizado enn

pollo

Pues eso: gallina, cobarde, miedica… Llamarme lo que queráis, hasta Chicken Litlle si os váis a quedar más contentos porque soy un cagao. No me gustan las experiencias que no están bajo mi control, ni las sorpresas ni los sustos. Empezando por las películas de miedo; no me gusta pasarlo mal en el cine, sentirme agobiado, perseguido, acojonadillo en la butaca de la sala. Tampoco puedo con las casas del terror, y reconozco que no me he subido a ninguna. Nunca, ni siquiera en la cutrilla casa del parque de zaragoza.

Este fin de semana nos fuimos de vacaciones a Salou: playita, bares y Port Aventura, parque acuático incluido. Y creo que más claro no puede quedar, no me gusta que la adrenalina de mi cuerpo se dispare hasta las nubes. Había estado en anteriores ocasiones en el parque y me costó mucho subirme al Dragón Khan. Avisé a mi acompañante “oblígame a subir porque luego me arrepentiré”. Y así fué: me puse en la cola y al tiempo de montarme decidí que no. Delante mía había una niña de unos diez años, pizpireta ella, que subió alegre y dispuesta a la monstruosa máquina. El orgullo me pudo y me dije, si ella puede yo también. Un minuto más tarde me bajaba mareado, con los testículos en el lugar de las anginas y jurando que jamás, jamás en la vida volvería a subirme.

Y este viaje cumplí mi promesa y no me monté. Las gemelas, perdón, las valientes de las gemelas jamás habían estado y estaban decididas a darlo todo. Poco más tarde se dieron cuenta de que el acojono que tenía su hermano era bastante razonable y siguieron mi ejemplo. La Furia de Baco me acojonó demasiado. Tanto como para montarme pese a que me la habían recomendado mucho.

Eso de pasar miedo por pasar miedo… No. Las emociones fuertes en la cama.

Anuncios