guerra civil

407.- Otra Película sobre la Guerra Civil.

Posted on Actualizado enn

“La Voz Dormida” es una película basada en la Guerra Civil. Sí, otra más. Es la adaptación de la novela de Dulce Chacón que narra la brutal represión que padecieron las mujeres presas en cárceles franquistas. Hará como diez años cuando lo leí y me impactó  la historia de la joven cordobesa que llega a Madrid en 1940 para estar cerca de su hermana, una militante comunista reclusa de la madrileña cárcel de Ventas. Benito Zambrano presentó su película en el Festival de Cine de San Sebastián donde María León se llevó la Concha de Plata a la Mejor Actríz.

Como era de esperar cuando los españoles hacemos una película sobre el acontecimiento más importante y desgarrador de nuestros últimos… ¿200 años? vuelve el típico tópico de “otra película de la guerra civil”. Frasecita que dicho sea de paso, me sienta como una patada en los cojones. Será porque mi familia quedó brutalmente marcada por la guerra. Será porque he conocido cientos de historias rotas. O quizá porque sean todavía 30.000 las personas que desaparecieron y de las que nunca más se supo. Y otras tantas familias que se preguntan dónde están, claro. O que existan 284 fosas comunes localizadas a la espera de ser abiertas…

Quizá sea por todo eso que crea necesario este tipo de cine. El director tuvo que hacer frente en la rueda de prensa a un comentario como ese. “¿Dejamos de hacer películas sobre la guerra y nos dedicamos a hacer documentales de dinosaurios? ¿Qué fosa dejamos sin abrir?”. Lo suscribo totalmente. Porque las heridas no se cerraron con una insuficiente e inacabada Ley de la Memoria Histórica  y porque cada una de esas historias que la guerra civil destrozó merece ser contada.

Cuando los americanos dejen de hacer películas sobre la guerra mundial, Pearl Harbour y Vietnam, o los europeos de nazis, campos de concentración y judíos… entonces hablaremos. Además listillos, enteraos, sólo se ha abordado la guerra civil en el 1,5% de los filmes de los últimos diez años: exáctamente en 14 de las 961 películas.

380.- Típicos Tópicos: el Cine Español.

Posted on Actualizado enn

“A mí es que no me gusta el cine español”. Ya está, mal empezamos. Será uno de los típicos tópicos que más me calienta, de verdad. ¿Ha alguien se le ha ocurrido decir que no le gusta el deporte español? ¿O que no le gusta la música que se hace en este país? ¿O que no le gustan los escritores de aquí?

Hay gente que no ve más allá de sus narices y decide meter todo en un mismo saco. Y empieza por el cine. ¿De verdad no te gusta “el cine español”? ¿No querrás decir que no te gustan muchas de las películas que se hacen aquí pero que como tu léxico no es muy amplio reduces tan compleja idea a la sencilla frase hecha? Es que claro, donde esté el cine americano (que igualmente engloba “Gran Torino”, “Princesa por Sorpresa” o “Epic Movie”) que se quite el producto nacional.

“Los Otros” es una película española. La que más a recaudado a nivel mundial, cerca de 210 millones de dólares. También son producciones españolas “El Laberinto del Fauno”, “Tesis”, “Rec”, “Torrente” o “Barrio”. Y “El Orfanato”, “Fuera de Carta”, “Los Crímenes de Oxford”, “Te doy Mis Ojos”, “Mentiras y Gordas” o “Planet 51”. Ya ven, diferentes géneros y muy distintas películas bajo el título de Cine Español. ¿Es el mismo cine (español) el de Pedro Almodovar que el de Santiago Segura? ¿O el de Álex de la Iglesia que Isabel Coixet? ¿O hacen el mismo tipo de películas Jaume Balagueró que Fernando León de Aranoa? El problema es cuando alguien se empeña en tratar con cierto desprecio y tintes políticos lo que nuestros artistas hacen tachándoles de rojos pancarteros, vagos y aprovechados.

“Todas las películas españolas son iguales: sexo, mariquitas y guerra civil”. Bueno, lo de sexo y mariquitas puede ser porque no hayas visto cine después de la etapa del landismo con su pepito piscina y su amplia colección de suecas. Podríamos solucionarlo viendo por ejemplo “Enterrado”. En cuanto a lo de la Guerra Civil (además de ser el hecho histórico más importante y dramático de nuestros últimos 100 años), decir que sólo se ha abordado en el 1,5% de los filmes de los últimos diez años: exáctamente en 14 de las 961 películas.

Aunque igual debería morderme la lengua y darte la razón si no te ha gustado ninguna película española de las que has visto, ni te gusta ningún deportista español. Ni ningún cantante o grupo de música te gusta o no has leído nada de nuestra literatura. Aunque entonces más que rabia me darías pena.

361.- Beso de Despedida.

Posted on Actualizado enn

Se juraron que se escribirían. Que prometieron que se acordarían del otro de día y de noche, que se esperarían el tiempo que hiciera falta. Pero lo que no sabían entonces es que la próxima vez que juntaran sus cuerpos en un beso Tomás estaría acribillado a balazos. Entonces tampoco sabían que Felisa estaba embarazada y que aquello sería el principio de un largo y humillante calvario para ella. Pero por un instante soñaron que serían felices juntos.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Emocionante el reportaje “LA MEMORIA DE LA TIERRA” de hoy de El País Semanal. En estos diez años se han exhumado 5.277 fusilados de la Guerra Civil en 231 fosas comunes. Los desaparecidos se cifran en 100.000 personas, gran parte (mal)enterradas en las cunetas.

303.- Cuento sin Final Feliz. Aún.

Posted on Actualizado enn

Érase una vez un país que vivía en democracia, algo que los propios ciudadanos habían elegido en las urnas. Un día, unos a los que no les gustaba que todo el mundo viviera en igualdad de derechos y libertades decidieron levantar sus fusiles para hacerse oir. Pronto la gente se quedó en uno de los dos bandos y se produjo una terrible guerra entre ellos. Los que se habían sublebado ganaron y su cabecilla ocupó el cargo de jefe del país.

Los derechos se redujeron, las libertades también. Los ganadores ganaron mucho, y los perdedores lo perdieron todo. Todo y más. El miedo, el terror, las desapariciones, secuestros y asesinatos se sucedieron durante muchos años, pero nadie podía decir nada porque la ley del silencio marcaba el día a día.

Pero un día el dictador murió, y los vecinos del país vislumbraron una pequeña costura por la que romper el corsé que les oprimía. La luz, el color, los derechos, el progreso, la libertad… Querían recuperar el tiempo perdido, y eso pasaba por mirar hacia adelante, tratando de olvidar a marchas forzadas aquellos 40 años de oscuridad.

Pero los desaparecidos siguieron estándolo, los cadáveres siguieron enterrados en las cunetas de las carreteras, las familias continuaron sin saber qué había sido de su gente y los asesinos de su propios vecinos quedaron impunes, sin mancha alguna en sus vidas.

Una historia sin final feliz para muchos. Pero en algún momento habría que saldar esa cuenta pendiente, ¿no?.

93.- 14 de Abril

Posted on Actualizado enn

flores-republica

Hoy es el Día de la República. Para celebrarlo preparamos una tarta con mermelada de fresa, limón y mora. A mi abuela le gustaba colocar estratégicamente sus tiestos de flores… Me gusta la combinación.

85.- 1 de Abril

Posted on Actualizado enn

final-guerra-civil

“En el día de hoy, cautivo y desarmado el ejército rojo, han alcanzado las tropas nacionales sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado. Burgos, 1º de abril de 1939, año de la victoria. El Generalísimo. Fdo. Francisco Franco Bahamonde”.

La guerra había terminado pero para muchos el infierno no había hecho más que empezar, comenzaron entonces 36 años de dictadura y represión. Durante 871 días, Madrid sufrió un cerco ininterrumpido, con numerosos bombardeos artilleros y aéreos a base de proyectiles de hasta 250 kilos que causaron, algunos días, hasta 500 muertos.

Video con 3 testomonios de supervivientes.

82.- Un tipo duro que llora.

Posted on

fusilados

Soy un tipo duro. Soy un tipo duro que llora. Soy un blando. El duro más blando me llamó una vez mi madre. Ayer tomaba un café en un sitio repleto de gente. Suelo sentarme en las mesas que pegan contra la pared, porque me gusta observar a quién está allí, qué hacen, qué toman, de qué hablan…

Había tanta gente que tuve que sentarme en una de las mesas que están en el centro del salón; a los ojos de todo el mundo. Seguramente nadie reparó en mí, y nadie me miraba; el jaleo de madres, padres, abuelas despistadas y niños enrabietados hacía todo mucho más interesante que el joven que tomaba café y leía EL PAÍS a las 12 del mediodía.

Leía un reportaje sobre las cartas que muchos fusilados escribieron a sus familias horas antes de morir, pequeños tesoros guardados y conservados por hijos y nietos. Hoy, esos hijos y nietos les escribían a los asesinados. Y de pronto me doy cuenta de que tengo una par de lágrimas colgadas ya de las pestañas inferiores de los ojos.

Soy un tipo duro muy blando…

Reportaje de EL PAIS sobre las cartas de los fusilados