leer

381.- Visitante 100.000.

Posted on Actualizado enn

Esta noche alguien ha sido el visitante 100.000 de mi blog.

¿Os acordáis del turista un millón bajando por las escalerillas del avión en esas imágines en blanco y negro de la España de los setetanta? Pues esa ha sido la instantánea que ha venido esta mañana a mi cabeza cuando he visto que había superado esa cifra. ¿Quién habrá sido? Sea quien sea, merece su propio post.

Con motivo del año nuevo me llegó un informe de la web donde está alojado el blog con varias cifras sobre el mismo. Y algunas, lo reconozco, me dieron un poco de miedo. El Madison Square Garden tiene capacidad para 20.000 personas. Si mi blog fuera un concierto, se realizaría 5 veces allí.

¿Cómo he conseguido que hayan (hayáis) entrado 100.000 veces en mi propio blog en los dos años y pico que llevo escribiendo? ¿Qué es lo que le gusta a la gente? ¿Las historias que cuento? ¿Cómo las cuento? ¿Llegan por azar después de bucear en la red buscando cosas?

Sea lo que sea, Gracias. Mientras alguien lea, yo escribiré.

301.- Retomando.

Posted on Actualizado enn

Retomar el papel y el boli. Enfrentarse a la hoja en blanco. Personajes, tramas, lineas del tiempo que se encuentran y desencuentran. Que se enmarañan de manera natural formando laberintos imposibles. Sólo hace falta tirar un poco del hilo, fragmentar el mapa en pequeños trocitos y así, pieza a pieza, el puzzle se completará. Empecemos pues.

Parece sencillo, sí, los cojones.

295.- Soy un Número Primo.

Posted on Actualizado enn

La primea vez que me dejaron “La Soledad de los Números Primos”  de Paolo Giordano no pasé de las diez primeras páginas. El día a día es una sucesión de estados de ánimo, y éstos te hacen ver las mismas cosas de forma completamente distinta. Que alguien te vacile de buen rollo al final del día tendrá una respuesta distinta dependiendo de lo puteado que hayas estado durante las 14 horas previas. Que alguien te sorprenda con un pequeño detalle tendrá una respuesta según lo solo y triste que te hayas sentido antes. No sé si me explico…

Decidí darle, cuando mi estado de ánimo cambió, otra oportunidad al libro del que tan bien me habían hablado. Lo leí, lo engullí. Luego lo digerí, despacio, quizá es la fase más costosa. Es una historia dura, triste y sencilla. En más de un momento me sentí identificado en esa historia de amor imposible entre Mattia y Alice, quizá demasiado, quizá por eso me gustó tanto. Luego lo recomendé y la verdad es que no gustó mucho, cada uno ve el final de la historia de distinta forma, dependiendo de su estado de ánimo.

Entre los números primos hay algunos aún más especiales, los matemáticos los llaman números primos gemelos. Son parejas de números primos que están juntos, o mejor dicho, casi juntos, pues entre ellos media siempre un número par que los impide tocarse de verdad. Números como el 11 y el 13, el 17 y el 19, o el 41 y el 43. Mattia pensaba que Alice y él eran así, dos primos gemelos, solos y perdidos, juntos pero no lo bastante para tocarse de verdad.

Y yo soy así, un número primo.

293.- Relax…

Posted on Actualizado enn

Después de un par de noches un poco tensas y ver peligrar mi futuro laboral, resulta que el azar había querido que reservara para este mediodía un bono regalo que tenía. Llegó junto con otros regalos el día de mi cumpleaños y consistía en un masaje antiestrés hombres a base de aceites de romero y ginseng. Toquetearme el cuerpo durante… 55 minutazos!!!

La verdad que nunca lo había hecho e iba un poco con dudas porque donde no tengo cosquillas tengo una contractura. Aún así todo ha ido como la seda. Bueno, he tenido que pelearme con un mini slip de papel en el que no cabía todo mi cuerpo, y he preferido no ponérmelo. Otro hecho que me ha desconcentrado un poco era que mi mente no dejaba de proyectar la historia del masaje de la película “Azul Oscuro Casi Negro”.

La experiencia ha sido 100% relajante y reconfortante y la recomiendo, no para hacerla todas las semanas, pero sí de vez en cuando como capricho. Eso sí, sales como flotando, que no te sientes persona humana hasta el cabo de un tiempo.

Luego un par de horitas leyendo en el parque al sol pre-primaveral a la vez que empiezo a coger un poco de color para la operación bikini; operación que no me ha importado nada echar por tierra con dos cervezas en una terracita por la tarde y otras dos por la noche. Las cuatro con algo de picar, buena compañía y una conversación agradable.

Un día cojonudo para recargar la batería de cara a lo que nos espera.

Nota: No me puse el mini tanga de papel pero me quedé con mis calzoncillos, que hay que decirlo todo.

255.- Propósitos… ¿Aprobados?

Posted on Actualizado enn

Esta es la lista con los 10 propósitos de año nuevo que escribí el año pasado. La historia era ver qué ocurría con ellos 365 días después. No ha sido el gran año que esperaba pero me ha hecho crecer por dentro y hacerme muy mayor. He tenido noticias malas y otras muy buenas; he vivido momentos de carcajadas sonoras y llantos desconsolados.

Este es el resumen de la evolución de mis propósitos: 5 superados, 3 no conseguidos y dos rozando el “suficiente”.

1.- Dejar de fumar (ah, no, mira que suerte que no fumo). Pues que dejen de fumar. CONSEGUIDO. Mi hermana Marta ha dejado.

2.- Hacer más ejercicio (con un poco más me conformo). NO CONSEGUIDO. Mal, mal, mal, mal… Muy mal. Voy camino de ser el nuevo Bridget Jones.

3.- Comer mejor (eso significa más verde y menos prefabricada). ¿SEMICONSEGUIDO? Venga, bah, necesitas mejorar pero te apruebo.

4.- Ver más cine (sí, que pasa) y leer más. SEMICONSEGUIDO. Cine he visto por un tubo, pero leer… No sé que me pasa que nada me engancha; todo me da pereza.

5.- Incluir en mi diccionario la palabra “organizado”. NO CONSEGUIDO. He tratado de ser menos desorganizado, pero organizado yo creo que no seré nunca.

6.- Ponerle el toque de humor que amenazaba con huir de mi vida. CONSEGUIDO. Matrícula de Honor.

7.- Ser más bueno y más malo (depende del momento y la persona, que no soy gilipollas). CONSEGUIDO. Ambas partes conseuidas. He descubierto al personaje de ficción que habíta en mí.

8.- Hacer el amor Follar más. CONSEGUIDO. Ha sido un buen año, con muchas (demasiadas anécdotas). Para el próximo año debo conseguir que los polvos al menos me duren un par de noches…

9.- Enamorarme. SEMICONSEGUIDO. Enamorado sí, correspondido nunca. Aunque la mayoría de las veces ha sido por mi culpa, pero uno no está para enamorarse de quién primero pase por delante, ¿no? NO CONSEGUIDO.

10.- No perder la magia, la ilusión y el optimismo. CONSEGUIDO. Hubo un momento duro en el que vi todo en blanco y negro (o mejor dicho en negro y gris muy oscuro) pero ahora el color está presente, como en los estampados de los setenta.

 

198.- Tengo mis Propias Fans.

Posted on Actualizado enn

fans

Tengo mis propias fans, y el otro día me lo dijeron. Me hace gracia que se pongan a leer el blog y que hasta me animen a escribir un libro; Mi-Sandra hasta se atreve a ir de puerta en puerta vendiendolo al estilo de las antiguas enciclopedias.

La verdad es que no escribo para que nadie lo lea, y no compito por tener más o menos visitas… Simplemente es la versión actual de los diarios de adolescentes de hace no tantos años: un lugar en el que volcar todo lo que llevas dentro. Y si consigues arrancar una sonrisa o una reflexión mejor. De todas formas gracias, por el apoyo y por estar ahí. ¿Alguien se lanza a dejar un comentario en plan: “Carlos, queremos un hijo tuyo”? Jejejee…

139.- Libros Ligeros.

Posted on Actualizado enn

libros

Acabo de terminar de leer “Los caracoles no saben que son caracoles” de Nuria Roca. Una lectura ligerita, sin mucho en la que pensar. Clara, 35 años, divorciada y con dos hijos, tiene una vida tan normal como la de cualquiera, hasta que un día sucede algo que la cambia por completo. Momentos entrañables y momentos cómicos, como en casi todos los libros protagonizados por treintañeras que necesitan dar un giro y comerse la vida, antes de que la vida les coma a ellas. Entretenido.

El siguiente que he empezado es uno con un nombre muy comercial, una historia muy comercial… pero es lo que ahora mismo me apetece leer. “El frío modifica la trayectoria de los peces” según el propio libro es la historia de una felicidad caída del cielo. Por cierto, os recomiendo la web, con un original trailer sobre el libro y descarga gratuíta del primer capítulo.

<<Algunas navidades son inolvidables… Las de 1998 en Quebec, no se le olvidarán a un niño que, entonces tenía once años. Sus padres le anunciaron que iban a separarse. Nunca hubiese pensado que algo así podría sucederle a él. Al día siguiente empezó la peor tormenta de hielo que Quebec había conocido jamás. En el hielo florecieron situaciones inesperadas. Las personas recordaron sentimientos que habían olvidado. La vida cotidiana se detuvo. Algunas cosas dejaron de ser como habían sido durante mucho tiempo. Aquella tormenta cambiaría para siempre la vida del niño, de su familia y de sus vecinos. Incluso los peces, de uno de ellos, modificaron su comportamiento. Finalmente, la tormenta pasó. A veces, las situaciones inesperadas hacen que veamos todo diferente.>>

En el cajón espera “El Corazón Helado”, de Almudena Grandes, y es que bastante helado lo tengo ya como para continuar esa magistral novela. No, por ahora no, todo está demasiado reciente como para continuar con su letura. Quizá despues del verano, cuando los sentimientos ya no estén tan a flor de piel. Me costará, pero lo terminaré.