miedo

393.- Micro-Enamoramientos.

Posted on Actualizado enn

Suele ocurrirle todos los años por estas fechas. No sabe si son los primeros rayos de sol de la primavera o esa brisa suave que anima a echarse a pasear por la calle. O quizás es el aroma de todos esos árboles y plantas que comienzan a florecer y que nos embriaga igual que a las mariposas, abejas y restos de insectos.

Comienza a sentir un cosquilleo en el estómago, una sonrisa cálida y tierna se apodera de su rostro y es entonces cuando Paula sabe que está enamorada aunque ella no lo quiera llamar así. Ha querido, ha amado, se ha entregado. Pero también ha sufrido, ha llorado. Ha tirado tantas veces su castillo de arena y ha vuelto a empezarlo de nuevo tantas veces que está segura de que nunca será la última.

Y como quien cruza un puente inestable sobre un precipicio se lanza a la aventura. Amor sí, pero con pies de plomo. Ella prefiere llamarlo “micro” enamoramiento aunque sigua siendo lo mismo pero con otro nombre. A ella le funciona. El resto… no importa.

357.- Miedo, Tengo Miedo.

Posted on Actualizado enn

 

Fin de semana de “Jalogüin”. No soy de huesos de santo ni función de Don Juan Tenorio, pero me enerva bastante el movimiento “americanizador” de los últimos tiempos. La única calabaza que me gusta es la que echa mi madre al puré. Y la Ruperta. Fin.

Cualquiera que me conozca sabe que soy un poco cagao y que no me gusta nada todo lo que tenga que ver con miedo, y mucho menos con sustos. Pero a veces uno saca el valor de donde no lo tiene y se mete en el cine a sufrir. Los Ojos de Julia es una buena película que consigue lo que pretende: hacerte estar en tensión las dos horas que dura.

Pero lo que más pánico me ha dado este fín de semana ha sido una entrevista a Mariano Rajoy publicada el domingo en El País. Miedo porque habla de recortes en derechos civiles (aboro, matrimonio homosexual, igualdad…) y deja entrever un duro plan de ajuste económico (menos gasto social, menos inversión pública, menos impuestos indirectos, más directos, privatización de servicios…) Ni los los niños disfrazados de esqueleto, ni los chillos de Belén Rueda: una puta entrevista en un periódico, eso sí que es terror del bueno.

Pinsen, piensen. Y si lo creen conveniente… actúen.

Leer la Entrevista

 

282.- Carnaval a bajo Cero.

Posted on Actualizado enn

Es una pena horrible, pero ha sido cosa de la meteorología de última hora. Yo tenía unas ganas locas. Ya había buscado todo los complementos por casa y cuando me los probé, el resultado era perfecto. Pero claro, uno no está dispuesto a ir perfectamente disfrazado a costa de helarse el moco. Máximas de cero grados y cota de nieve a nivel del mar han hecho que tenga que cambiar mi disfraz de…

…Russell, el niño explorador de UP!!! Ya me había preparado casi todo: los calcetines blancos con rayas azules y rojas, las chapas, la visera, la mochililla llena de pingos, que si una brújula, la cantimplora y el plato de acero de cuando iba de campamentos… Pero no va a poder ser. Así que ni corto ni perezoso me voy a disfrazar todo el día de algo mucho más calentito y con el que tengo garantizado que no voy a pillar en toda la noche…

Próximamente, las fotos.

205.- Gordos… y Desnudos.

Posted on Actualizado enn

gordo

Pizza.  Culpa.  Helado.  Deseo.  Chocolate.  Miedo.

Burguer.  Familia.  Palomitas.  Sexo.  Alcohol.  Amor.

Ayer estuve viendo “Gordos”, la comedia con toques de drama (o el drama con pinceladas de comedia) de Daniel Sánchez Arévalo, un director joven que me encanta. Son cinco historias que giran en torno a la obesidad con un entorno común, un grupo de terapia. Un sitio donde los protagonistas no van a adelgazar, sino a encontrar los motivos por los cuales tienen sobrepeso. Si “Azul Oscuro Casi Negro” no era un color si no un estado, “Gordos” no es un una complexión, es un… sentimiento.

El peso es lo de menos, su cuerpo es lo de menos. La obesidad es sólo la excusa para hablar de nosotros mismos; de esas cosas que nos tragamos día tras día, que van creciendo en nuestro interior, y que tanto nos cuesta expresar, atender o incluso asumir. Desde el sexo y la propia sexualidad, el rechazo por mil y un motivos, la familia y el apoyo de estos, los miedos al amor y al desamor…

Una película entretenida, agradable, pero con escenas muy duras en las que se despoja a los personajes de toda ropa o armadura que puedan tener. Estan gordos y “Desnudos” que es como la hubiera titulado yo.

195.- Cagao, Gallina, Cobarde.

Posted on Actualizado enn

pollo

Pues eso: gallina, cobarde, miedica… Llamarme lo que queráis, hasta Chicken Litlle si os váis a quedar más contentos porque soy un cagao. No me gustan las experiencias que no están bajo mi control, ni las sorpresas ni los sustos. Empezando por las películas de miedo; no me gusta pasarlo mal en el cine, sentirme agobiado, perseguido, acojonadillo en la butaca de la sala. Tampoco puedo con las casas del terror, y reconozco que no me he subido a ninguna. Nunca, ni siquiera en la cutrilla casa del parque de zaragoza.

Este fin de semana nos fuimos de vacaciones a Salou: playita, bares y Port Aventura, parque acuático incluido. Y creo que más claro no puede quedar, no me gusta que la adrenalina de mi cuerpo se dispare hasta las nubes. Había estado en anteriores ocasiones en el parque y me costó mucho subirme al Dragón Khan. Avisé a mi acompañante “oblígame a subir porque luego me arrepentiré”. Y así fué: me puse en la cola y al tiempo de montarme decidí que no. Delante mía había una niña de unos diez años, pizpireta ella, que subió alegre y dispuesta a la monstruosa máquina. El orgullo me pudo y me dije, si ella puede yo también. Un minuto más tarde me bajaba mareado, con los testículos en el lugar de las anginas y jurando que jamás, jamás en la vida volvería a subirme.

Y este viaje cumplí mi promesa y no me monté. Las gemelas, perdón, las valientes de las gemelas jamás habían estado y estaban decididas a darlo todo. Poco más tarde se dieron cuenta de que el acojono que tenía su hermano era bastante razonable y siguieron mi ejemplo. La Furia de Baco me acojonó demasiado. Tanto como para montarme pese a que me la habían recomendado mucho.

Eso de pasar miedo por pasar miedo… No. Las emociones fuertes en la cama.

11.- Ensayo sobre la Orina

Posted on Actualizado enn

orina

Esta vez dejo un enlace de un blog que suelo leer “MI MESA COJEA” en el que habla del la fisiología urinaria, el miedo y cierto tipo de personas. Y no cuento más, no doy más pistas. Que cada uno saque sus propias conclusiones.

http://www.mimesacojea.com/2008/12/ensayo-sobre-la-orina.html

Por cierto, me voy de vacaciones. Unos días de abandono.