noticia

408.- Que la Realidad no te estropee un Blog.

Posted on Actualizado enn

Llevabamos meses escuchando que el final de la banda terrorista ETA estaba cerca. El cerco policial, el aumento de la izquierda abertzale en las últimas elecciones, las excisiones internas, el rechazo a las armas de históricos hacía albergar esperanzas en que pronto llegaría la noticia más esperada de los últimos 50 años. Había quienes hace 2 meses y contra todos los pronósticos negaban la evidencia y decían que la banda estaba más fuerte que nunca. ¿Barriendo para casa? ¿A alguien puede beneficiarle su negra existencia?

Años de despertar con noticias de coches bombas lapa, de balazos en la nuca, de cartas de extorsión, de treguas (y de rupturas de treguas) y de 829 muertes… y ese día llega. Pero ni tú ni nadie lo sabe. Y esa mañana madrugas porque tienes que hacer muchas cosas. Pones la radio. Están haciendo el programa desde Bilbao y llega el momento del humor. Hablan del terrorismo, del 11-S y de los chistes (con más o menos gracia) que surgen en torno a Bin Laden. Hablan sobre la parodia de las tomas falsas de los videos de los comunicados de Al-Qaeda y parodian cómo será el comunicado final de la banda: Esto es to-, esto es to-, esto es todo amigos!!!

¿Y cuando llegue ese día? ¿Sabremos utilizar esa oportunidad única para lograr la paz? ¿Estaremos a la altura? Escribes una entrada para el blog pero afortunadamente pronto se queda desfasada: apenas diez horas después ETA dice “Agur”. Y no te importa porque sabes que mucha, mucha gente se va a alegrar. No te importa que la realidad te estropee la entrada que habías escrito para tu blog porque sabes que hacía demasiado tiempo que todos esperábamos eso.

Audio de la Parodia: Todo por la Radio – Hoy por Hoy (Cadena SER)

Nota Mental: Agur ETA, Agur.

Anuncios

352.- Noticias y Noticias.

Posted on Actualizado enn

Hay noticias, y noticias. Noticias importantes que duran un suspiro y que apenas tienen repercusión, y noticias banales que llegan a los oídos de todos convirtiéndose en el tema estrella de conversación durante días. O semanas. Hay noticias sorprendentes, increibles de creer y que son ciertas, y bulos que todo el mundo se cree y son como dogmas de fé.

Y todo eso, y esto es lo mejor (y lo peor), refleja el tipo de sociedad en la que vivimos. Nos retrata demasiado bien como para no sentir un poco de vergüenza ajena.

* La película que más recaudación (por cinta y en total) obtuvo el primer fin de semana de octubre fué la americana “Híncame el Diente”. Vale que hacía frío y llovía pero el abanico de ofertas en la cartelera era bastante amplio.

* El programa más visto el día 8 de octubre fué “Salvame Deluxe” que hacía su record histórico con el testimonio del marido (o ex marido) de Belén Esteban contando sus “encuentros sexuales” con otra mujer.

* Al 11% de los españoles les daría igual vivir en un sistema democrático como en una dictadura. Vale que son uno de cada diez, pero para mí ya son más que suficientes. Imagino que al dictador lo imaginan de su bando.

* Los ordenadores del Ayuntamiento de Valencia censuran la palabra “gay”. Una aplicación relaciona el término gay como pornográfico. Lo que no sabemos es si censuran las palabras “prevaricación”, “estafa”, “corrupción” o “soborno”.

* 33 mineros han permanecido atrapados 70 días a más de 700 metros de profundidad. Su salida ha sido un acontecimiento informativo mundial retransmitiendo en directo su liberación. Luego escuché que la cobertura informativa era tan amplia porque “esperaban que ocurriera algo, que alguno muriera…” Cobertura mundial pero que, como ocurre con las grandes catástrofes (huracanes, terremotos, tsunamis), al día siguiente nadie se acordará de ellos. Y seguirán expectantes a lo que haga la princesa del pueblo: si perdona a su marido infiel o le da portazo.

269.- Haití, el Obispo y el Mal.

Posted on Actualizado enn

Ayer cuando volvía a casa en coche y escuchaba La Ventana flipé. Así, como lo oyen: flipé. Fué como cuando la gente cuenta que ha visto luces extrañas volando o espíritus en pijama a la vuelta de la esquina, o casi. Yo iba tranquilamente autovía abajo y de pronto me dije “¿has escuchado bien?, ¿has tenido una alucinación?”.

Y no, no había sufrido ningún episodio digno de Cuarto Milenio, simplemente, flipé. El motivo, unas declaraciones del recién estrenado obispo de Donosti (no voy a decir el nombre no vaya a ser que me entren arcadas). Y es que este hombre parece que hace grande mi tesis de que cada vez la Iglesia (con mayúscula, como institución) saca lo peor de mí, con diferencia.

Le preguntaron: ¿cómo se explica un cristiano todas estas desgracias que ocurren, la mayoría de las veces en los países más pobres?.

Y él respondió: “Existen males mayores que los que esos pobres de Haití están sufriendo estos días, ¿no?. Nosotros nos lamentamos mucho de los pobres de Haití pero igual también deberíamos, además de poner toda nuestra solidaridad en ayudar a los pobres, nuestros medios económicos… también deberíamos de llorar por nosotros, por nuestra pobre situación espiritual, por nuestra concepción materialista de vida, ¿no?. Quizá es un mal más grande el que nosotros estamos padeciendo que el que esos inocentes también están sufriendo“. Literal, se puede escuchar aquí.

A este hombre, y para que padezca un mal menor, lo ponía yo vivito y coleando en mitad de Haití con 2 toneladas de escombro encima. Y hala, que se alivie, que aquí el menda estará “padeciendo males mayores que él”.

236.- Olvídate de Mí.

Posted on Actualizado enn

olvidate de mi

Hace unos meses encontré una noticia curiosa, de esas que te sorprenden porque te hacen pensar en un futuro no muy lejano: “Científicos estadounidenses trabajan con un fármaco experimental que borra los recuerdos”. La guardé, como suelo hacer con las cosas a las que pienso que luego puedo exprimirlas y sacarles todo el jugo. (Para leerla pinchar aquí).

Pensé que no sabía si esa pastilla sería la hostia de buena, o la perdición del ser humano. ¿Qué somos sin recuerdos? Pero por otra parte, ¿quién no quisiera borrar historias pasadas, malos momentos y sobre todo amores fallidos de esos que te destrozan el corazón?

El viernes pasado me compré el dvd de una película “Olvídate de mí”. Lo sé, un capricho, pero hacía un año de blog y… cualquier excusa es buena. Por la noche la vi, expectante, nervioso, a ratos perdido, emocionado, feliz… No puedo contar nada de la película, sólo decir que se trata de una nueva joyita dentro de mi filmoteca particular y que, a tenor de las veces que la veré, unos eurillos muy bien invertidos.

(Si alguien tenéis pensado verla unos consejos: es rara hasta que se le pilla el hilo, darle una oportunidad, y cuanto más vírgenes lleguéis, cuanto menos sepáis… mejor).