padres

388.- Treinta Años.

Posted on Actualizado enn

Hoy hace treinta años que mis padres se casaron.

184.- El Chantaje de las Madres.

Posted on Actualizado enn

AMA_DE_CASA

Las madres son especialistas en muchas cosas, pero se llevan la palma al chantaje emocional. Ahora cuando somos mayores utiliza los típicos “yo no voy a decir nada”, “haz lo que quieras”, “tu ya eres mayor para saber qué tienes que hacer”… No sé las vuestras, pero la nuestra es un crack exprimiendo sus “todo el día cocinando para esto”, “me paso la vida como una esclava”, “siempre hay que andar destrás vuestro”… Vamos, que le falta soltar una lagrimilla para que algo dentro del pecho te diga “¿¿es que no tienes corazón??” y al final cedes. Y tu madre vuelve a su ser una vez que ha conseguido.

De críos el chantaje tenía que ser más sutil. Me imagino que en el fondo no quieren traumatizar a sus hijos y las madres minan solamente lo justito la personalidad para dejar que siga creciendo pero que no se tuerza por el camino. En aquellos años mi madre utilizaba el argumento de que “éramos pobres”: no íbamos de vacaciones porque éramos pobres, no nos compraban tal capricho porque éramos pobres, nosotros no teníamos un kart porque éramos pobres, muy pobres… Un día mi hermana Marta, la que tiene el corazón más grande de los 3 hermaninos, miró a mi madre llena de dudas y temores y le dijo: ¿Pobres? ¿Somos pobres? ¿Cómo los que salen en el telediario con moscas?.

Creo que ahí fue cuando mi madre vió que tenía que dejar de esgrimir ese argumento. Vale, éramos (y somos) clase media obrera pero cuando vió que mi hermana nos ponía al nivel de la misera del continente africano tuvo que racionar la excusa para no comprarnos chorradas banales como un huevo kinder a cada uno. Mis padres se han deslomao por nosotros, y puede que los actuales psicólogos pongan el grito en el cielo con madres así (ahora los niños se frustran) pero gracias a ese “somos pobres” y a esas sesiones de chantaje emocional no nos hemos convertido en los gilipollas que podríamos haber sido.

114.- Ebring.

Posted on Actualizado enn

ebring

Ebring: dícese de la actividad ludico recreativa de bajar el Ebro con tu padre en un barco. Dícese también de la competición por estar ebrio, pero no es el caso, la foto lo deja bien claro.

Recordando la bajada que hace años hicimos mi padre y yo por el Ebro a su paso por nuestro pueblo, y como mis hermanas ya son unas expertas después del rafting que hicieron en semana santa, toda la familia nos animamos al Ebring. Ellas en la barca, con el capitán mayor de la fragata dispuestas a vivir una aventura por los “rápidos”, y mi madre y yo como apoyo logístico fotográfico desde la orilla.  Ellas también remaron, dan fé de ello las ampollas que les salieron en las manos. Son especialistas en hacer girar la barca, y con mayor o menor gracia.

Jornada sin incidentes, y afortunadamente sin raneroterapia.