pareja

355.- Consultorio Seximental de los Lunes (11).

Posted on Actualizado enn

Esta semana volvemos al tema del Consultorio anterior pero dándole la vuelta a la tortilla, ¿qué ocurre a la mañana siguiente? Después de conocer a alguien le invitas a tu casa, y no precisamente para enseñarle lo blanca que deja la ropa tu lavadora. Todo es perfecto hasta que a la mañana despiertas sin recordar nada de la noche anterior.

¿Qué te daría más miedo encontrarte a la mañana siguiente? Ya sabéis, varias opciones. Y si ninguna se acerca podéis crear la opción E, F, G…

¿Qué preferirías encontrate después de una “noche loca”?

  • A.- Sobre la cama hay un rodillo de cocina, 3 sartenes y un rayador de pan.
  • B.- Apareceis ambos disfrazados con trajes de la tuna.
  • C.- Correteando por la habitación hay… ¿un pato?
  • D.- En el suelo hay casi una docena de preservativos usados.

351.- Consultorio Seximental de los Lunes (10).

Posted on Actualizado enn

Lo estábais pidiento a gritos, así que ahora con el nuevo curso escolar y después de las aventuras festivo – amorosas del verano (quién las haya tenido), es el momento de volver a abrir nuestro lugar de terapia.

Después de conocer a alguien especial te invita a su casa, y no precisamente para enseñarte el nuevo modelo de caldera de gas que ha instalado. Todo es perfecto hasta que entras en su habitación.  Ves algo en ella que te llega al alma.

¿Qué detalle prefieres descubrir al entrar en su cuarto? Ya sabéis, varias opciones. Y si ninguna se acerca podéis crear la opción E, F, G…

¿Qué preferirías encontrate en su habitación?

  • A.- Sobre la cabecera de su cama hay toda una obra de arte: una talla barroca policromada de la virgen María de medio metro de altura.
  • B.- Tiene las paredes llenas de posters de sus ídolos de la adolescencia: Britney Spears (versión 1) o los Back Street Boys (versión 2).
  • C.- En el suelo, en un rinconcito, descubres un preservativo usado. Y por su textura y color amarillento lleva varios días ahí.
  • D.- Unas de las baldas de su estantería es un auténtico Museo de Juguetes para el Sexo: esposas, látigos, máscaras de cuero, consoladores de todo tipo de tamaños, pinzas… ¿pinzas?

349.- Semáforo en Rojo.

Posted on Actualizado enn

Creo en pocas cosas, pero sí en las casualidades: estar en un lugar en concreto, en un momento concreto puede hacer que cambie tu vida sin ni siquiera pensarlo o quererlo. Para mí la vida es una consecución de casualidades. Da igual lo que yo haga, lo que la otra persona desee o lo que un tercer implicado quiera; da igual. Hay algo mucho más fuerte que todo eso y que no podemos (menos mal) controlar.
 

 Lo conducía un tío mayor que yo, y su copiloto era ella. Me mira, sorprendida. Yo hice lo mismo. Seguro que había pensado que nuestros caminos jamás se habría de volver a cruzar, pero… Una tibia elevación de cejas en señal de saludo que ella pronto captó. Sonrisas cómplices. De esas sonrisas que expresan más miedo que alegría.

Su conductor hablaba algo. Yo miro al semáforo. Dejo de mirar a la chica del coche de al lado. Miento. Vuelvo a mirar, pero esta vez al conductor. Vale, ya le conozco. Para mí es más fácil cuando les pongo cara a ellos, sus maridos. Sigo mirando al semáforo rojo y esperando como quién espera por placer. Nuestras miradas no vuelven a cruzarse. Mi semáforo cambia a verde y continúo mi ruta.

Imposible saber qué ha ocurrido en ese coche en esos apenas 15 segundos. Seguro de lo que ella ha sentido, sus ojos dicen más de lo que le gustaría que dijeran.

Hoy cuando volvía de trabajar me detuve en un semáforo en rojo. Cuando voy camino al trabajo odio tener que pararme, pero cuando vuelves a casa todo es distinto, no hay prisa, nadie me espera. En el carril de mi izquierda, en el mismo sentido que yo, un coche oscuro. “¿Te has fijado en el tipo del coche de al lado?” dice un anuncio de la televisión.