periódico

404.- ETA sí… o ETA también.

Posted on Actualizado enn

Para algunos siempre tiene que ser ETA, aún cuando no lo sea… será ETA. Que llueve durante los cinco días de Semana Santa… ETA. Que el premio de la lotería de navidad cae en Bilbao… ETA. Que engordo 5 kilos durante las vacaciones de verano… ¡¡Etarras Cabrones!!

Buenísimo el artículo “Esos Periodistas Pillines” del blog  “Loca Academia de Vaders” sobre la manipulación periodística. Todo vale con tal de que al lector le llegue la información específica.

(Leer Artículo)

352.- Noticias y Noticias.

Posted on Actualizado enn

Hay noticias, y noticias. Noticias importantes que duran un suspiro y que apenas tienen repercusión, y noticias banales que llegan a los oídos de todos convirtiéndose en el tema estrella de conversación durante días. O semanas. Hay noticias sorprendentes, increibles de creer y que son ciertas, y bulos que todo el mundo se cree y son como dogmas de fé.

Y todo eso, y esto es lo mejor (y lo peor), refleja el tipo de sociedad en la que vivimos. Nos retrata demasiado bien como para no sentir un poco de vergüenza ajena.

* La película que más recaudación (por cinta y en total) obtuvo el primer fin de semana de octubre fué la americana “Híncame el Diente”. Vale que hacía frío y llovía pero el abanico de ofertas en la cartelera era bastante amplio.

* El programa más visto el día 8 de octubre fué “Salvame Deluxe” que hacía su record histórico con el testimonio del marido (o ex marido) de Belén Esteban contando sus “encuentros sexuales” con otra mujer.

* Al 11% de los españoles les daría igual vivir en un sistema democrático como en una dictadura. Vale que son uno de cada diez, pero para mí ya son más que suficientes. Imagino que al dictador lo imaginan de su bando.

* Los ordenadores del Ayuntamiento de Valencia censuran la palabra “gay”. Una aplicación relaciona el término gay como pornográfico. Lo que no sabemos es si censuran las palabras “prevaricación”, “estafa”, “corrupción” o “soborno”.

* 33 mineros han permanecido atrapados 70 días a más de 700 metros de profundidad. Su salida ha sido un acontecimiento informativo mundial retransmitiendo en directo su liberación. Luego escuché que la cobertura informativa era tan amplia porque “esperaban que ocurriera algo, que alguno muriera…” Cobertura mundial pero que, como ocurre con las grandes catástrofes (huracanes, terremotos, tsunamis), al día siguiente nadie se acordará de ellos. Y seguirán expectantes a lo que haga la princesa del pueblo: si perdona a su marido infiel o le da portazo.

226.- El Horóscopo.

Posted on Actualizado enn

horoscopo

No suelo leer el horóscopo, y si alguna vez lo leo no le suelo hacer mucho caso. Siempre he pensado las predicciones que hacen que hacen en los periódicos se publican a partir de una gran base con miles de minihoróscopos y que… melocotón, melocotón, melocotón… el azar elige las correspondientes para cada signo de ese día.

Peeero el otro día me pasó algo currioso. Leo el horóscopo y me dice no se qué mierdas del trabajo, que cuidao con el dinero (eso también me lo suele advertir mi madre) y que un antiguo amor aparecería en mi vida. Que faltó poner “a tocarte las pelotas” porque siempre que un rollete pasado vuelve a tu vida es para tocarte las bolas, en uno u otro sentido, no hay más que dos.

El caso es que en cuestión de unas tres horas… ahí que apareció el antiguo amor (predicho? predecido?). Flipao, sorprendido, mosqueao no solo por volver a saber de líos pasados, si no por el acierto del puto horóscopo, abrí la puerta. Con esto puedo conseguir dos cosas: que pase (y toque bolas) o que a mayor amplitud de giro de puerta, mayor portazo en las narices se ganará.

Pues eso. Que no estaba muero, que estaba de parranda.

130.- Una Buena Contestación.

Posted on Actualizado enn

Pedro

A veces lo mejor a una crítica demoledora es una buena contestación a tiempo. Almodóvar cargó el otro día contra un redactor jefe y un crítico de cine de El País. Hoy, el Comité de Redacción del periódico publica el respaldo a sus compañeros y le da con su contestación una bofetada en toda regla al director manchego. Me gusta el cine de Almodóvar pero Los Abrazos Rotos no me transmitió nada de nada. Vale que las críticas de Boyero son duras y ácidas, pero a Pedro el ego empieza a no caberle dentro del cuerpo. Mientras leía la carta de la redacción me acordaba de la colección de películas en dvd que regaló hace unos añosel periódico. Una buena contestación, sí señor.

<<Hemos leído con tristeza los ataques descarnados de Pedro Almodóvar contra nuestros compañeros Carlos Boyero y Borja Hermoso en su blog. Pone en duda que las críticas de Boyero sean tales y tilda a Hermoso, redactor jefe de Cultura de El País, como su “escudero”. Aparte de las referencias de mal gusto, muy respetables para su blog y otras salidas injustificadas de tono, el señor Almodóvar se permite el lujo de comparar a El País con la COPE y la Conferencia episcopal además de atreverse a poner en duda a quién debe enviar nuestro periódico al festival de Cannes.

El Comité de Redacción de El País quiere defender y apoyar sin fisuras a nuestros compañeros y también las decisiones que ha tomado el periódico en este sentido. Olvida Almodóvar mencionar la cantidad de páginas que se han dedicado antes del estreno a su película, ‘Los abrazos rotos’. Desde El País Semanal y las páginas de Cultura, la información y los despliegues que se le han dedicado no le han debido parecer suficientes. Tampoco los artículos elogiosos que le han brindado Gustavo Martín Garzo y otros columnistas y colaboradores. Se centra exclusivamente en las opiniones de Boyero y algunos comentarios de Hermoso en su blog.

Debe saber el señor Almodóvar que la crítica es libre. Que el mismo derecho que él tiene para filmar lo que le da la gana, la opinión que tengan los críticos y el público sobre él es igual de soberana. Se permite el lujo el director a preguntar si nuestro periódico no encuentra a nadie mejor para enviar al festival de Cannes. No es él quien goza de ese criterio, ni de ese poder –pese a los muchos que despliega- de la misma forma que no somos nosotros quienes elegimos el reparto de sus películas.

Afirma el señor Almodóvar que vivimos en un país libre, que los críticos y los periodistas no son intocables y ninguna persona debe serlo. Estamos de acuerdo y si él pretende con esa campaña obsesiva que ha fraguado contra nuestros compañeros y contra este periódico que ellos no lo sean, lamentamos no poder ofrecerle esa satisfacción. Es mejor que se aplique el cuento de su propia frase. Él tampoco es sagrado.

Este periódico ha apoyado históricamente al señor Almodóvar y su magnífica trayectoria. Ha rodado algunas de sus películas en nuestra redacción, algo de lo que nos enorgullecemos. Las rabietas y las pataletas no engrandecen su figura. Su deber es seguir intentando ofrecernos no sólo buenas películas, sino obras maestras como las que se cuentan en su filmografía. El nuestro ofrecer a nuestros lectores la opinión que estas nos merecen, le guste o no al director.>>

El Comité de Redacción de EL PAÍS.