recuerdos

392.- Al Lugar donde has sido Feliz…

Posted on Actualizado enn

Joaquín Sabina decía en Peces de Ciudad esto mismo, que “al lugar donde has sido feliz no debieras tratar de volver”.

Este fin de semana y por casualidad, he vuelto a asomarme a esta ventana desde la que se ve la playa. Ventana desde la que un día y siendo muy feliz, había disfrutado de una de las mejores vistas que conozco.

Y desde que pones el pie en el lugar y comienzas a subir la colina los recuerdos comienzan a trepar por tus piernas como si de unas enredaderas se trataran. Da igual que quieras como que no. Te invaden palabras, olores, imágenes y sensaciones que te recuerdan lo feliz que un día fuise ahí. ¿Merece la pena volver?

Llegas a la cima y vuelves a mirar y compruebas que aparentemente nada en el paisaje ha cambiado. Calculas el tiempo de aquello y haces el inevitable balance de estos años. Quizá ahora no seas igual de feliz que entonces. No significa ni más ni menos, mejor o peor, si no diferente.

Conservo una fotografía de aquella visita. Esta vez he querido hacer la misma fotografía: esa ventana enmarcando la playa. Pero esta vez no hay nadie mirando por ella. Rectifico. Al lugar donde has sido feliz deberías tratar de volver, para darte cuenta de que lo sigues siendo. Y esta vez, de verdad.

Nota Menta: Medio kilo de anchoas, tres pimientos verdes, aceite de oliva, sal…

236.- Olvídate de Mí.

Posted on Actualizado enn

olvidate de mi

Hace unos meses encontré una noticia curiosa, de esas que te sorprenden porque te hacen pensar en un futuro no muy lejano: “Científicos estadounidenses trabajan con un fármaco experimental que borra los recuerdos”. La guardé, como suelo hacer con las cosas a las que pienso que luego puedo exprimirlas y sacarles todo el jugo. (Para leerla pinchar aquí).

Pensé que no sabía si esa pastilla sería la hostia de buena, o la perdición del ser humano. ¿Qué somos sin recuerdos? Pero por otra parte, ¿quién no quisiera borrar historias pasadas, malos momentos y sobre todo amores fallidos de esos que te destrozan el corazón?

El viernes pasado me compré el dvd de una película “Olvídate de mí”. Lo sé, un capricho, pero hacía un año de blog y… cualquier excusa es buena. Por la noche la vi, expectante, nervioso, a ratos perdido, emocionado, feliz… No puedo contar nada de la película, sólo decir que se trata de una nueva joyita dentro de mi filmoteca particular y que, a tenor de las veces que la veré, unos eurillos muy bien invertidos.

(Si alguien tenéis pensado verla unos consejos: es rara hasta que se le pilla el hilo, darle una oportunidad, y cuanto más vírgenes lleguéis, cuanto menos sepáis… mejor).