retoque

404.- ETA sí… o ETA también.

Posted on Actualizado enn

Para algunos siempre tiene que ser ETA, aún cuando no lo sea… será ETA. Que llueve durante los cinco días de Semana Santa… ETA. Que el premio de la lotería de navidad cae en Bilbao… ETA. Que engordo 5 kilos durante las vacaciones de verano… ¡¡Etarras Cabrones!!

Buenísimo el artículo “Esos Periodistas Pillines” del blog  “Loca Academia de Vaders” sobre la manipulación periodística. Todo vale con tal de que al lector le llegue la información específica.

(Leer Artículo)

343.- Negro… pero Clarito.

Posted on

Gabourey Sibide, la actriz de la película Precious es negra, y gorda. Esto es innegable, ambas cosas saltan a la vista y en principio no debería ser un problema para nadie.

Los de la revista Elle cumplían 25 años y decidieron poner en su portada a 4 jóvenes de su misma edad, entre las que eligieron a Gabby. Bueno, la eligiron pero luego hicieron con ella lo que quisieron. Milagrosamente, la chica con la piel más negra que el tizón se convirtió en una mulata con piel dorada. Vamos, que ahora es negra, pero clarita. Quizá se dió de esos tintes cutáneos que venden en la India para aclarar varios tonos la piel, como hacen los pijos con los dientes.

Los de la revista juran y perjuran que no han retocado la portada “ni más ni menos” que otras. Así que cada uno saque sus propias conclusiones. Yo lo que no me explico es que no le hayan recortado cincuenta o sesenta kilos. Total, una vez que se ponen a ello…

222.- PhotoShop.

Posted on Actualizado enn

photo-shock

Nuevo juguetito con el que pasarme las horas muertas. Como no tenía poco con Perdidos, ahora me instalan el PhotoShop, con el que seguro paso muuuchos ratos perdiendo el tiempo. Pero… en eso soy un experto.

13.- Pinta y Colorea

Posted on Actualizado enn

original

maqueada

Original y Maqueada. Una foto de las gemelas con sus vespas en Roma. Y eso sólo con los básicos del microsoft y el paint. Ya sé lo que quiero para reyes. Tengo un cerdito de cerámica con algo de dinero, no sé ni cuánto, y quizá él me regalo el Photoshop. Un caprichito.