serie

273.- 4 8 15 16 23 42.

Posted on Actualizado enn

Ya está. Ya me he convertido en un auténtico Fan de Perdidos. Ayer me terminé las cinco temporadas de capítulos atrasados y ya estoy dispuesto para ver la sexta al ritmo actual. La tarea empezó allá por julio, y he procurado alargarla todo lo posible porque no quería tragármelas todas en mes y medio y luego sufrir, y sufrir, y sufrir hasta que llegara febrero. Así que el objetivo está cumplido.

Ayer ví El Incidente, uno de los mejores capítulos junto con el de La Constante. He de reconocer que se me saltaron las lagrimillas y que estos diez días que me quedan sin saber nada van a ser muy duros sin saber exáctamente qué ha ocurrido con todos ellos. Aunque tampoco es muy difícil saber como empezará la serie y por donde irán los tiros viendo como se titula el primer capítulo de la sexta temporada: LAX.

¿Alguien necesita más pistas?

268.- Nexos en Común.

Posted on Actualizado enn

Vamos a hacer un ejercicio de reflexión y vamos a tratar de descifrar cuáles son los nexos de unión de todos estos personajes con el dueño del blog. ¿Qué tienen en común…

La folclórica y faraónica Lola Flores

El diseñador de un imperio Christian Dior

Una joven actriz de toda una saga Malena Alterio

Uno de los tres tenores Plácido Domingo

La actriz al borde de un ataque Julieta Serrano

El siempre cachondo y salido Benny Hill

La pirata de La Isla de Las Cabezas Cortadas Geena Davis

El lider sindicalista Marcelino Camacho

La Spice Girl más infantil y tontita Emma Bunton

…con un servidor?

267.- El Graduado y La Mujer Desesperada.

Posted on Actualizado enn

Me encanta la serie de las marujas americanas. Tienen (o intentan tener) una vida perfecta, limpia y ordenada en la que lo más importante es lo que ocurre de puertas para afuera dando igual lo que pase dentro, en el propio hogar. La imagen pública por encima de todo, siendo lo que se aparenta mucho más importante que lo que se es.

Pero si hay algo que realmente me gusta es descubrir a más de una mujer desesperada, sin cadáveres escondidos bajo la piscina del jardín pero con terribles secretos que ocultar. No puedo reprimirme una sonrisa al leer que han descubierto a la esposa del primer ministro de Irlanda del Norte, la señora Robinson con las manos en la masa. La realidad supera la ficción, en este caso de la película “El Graduado”.

Ella tan pura, tan ordenada, tan católica, tan conservadora… resulta ser una puta más, señora, como usted y como yo. Y así se le ha pillado una relación extramatrimonial (adulterio!!! excomunión!!!) con un jovenzuelo 39 años menor. Al chico se le murió el padre, un amigo de la susodicha, y ella le consoló, le ayudó con sus influencias a que montara un negocio y acabó montándoselo a él. Mira nena, fóllate a quien quieras, pero sé consecuente.

Ahora el chavalín va a salir en una portada de una revista para gays de los que la adúltera echaba por su pecadora boca sapos y culebras: “No puedo pensar en nada más nauseabundo que el abuso de menores, es comparable al acto de la homosexualidad”. Que se joda, por hipócrita.

241.- Mad Men, un Bombón.

Posted on Actualizado enn

Ya tengo en mi poder la segunda temporada de Mad Men. No es una serie que enganche, como Perdidos, en los que nada más terminar un capítulos sientes el impulso y le necesidad de tragarte no uno, si no tres o cuatro más. No. Mad Men es distinta.

Ver un capítulo de una de las mejores series de televisión (con perdón de la ya mencionada) es como deleitarse comiendose un exquisito bombón de chocolate; un placer del que disfrutas con los cinco sentidos. Es como disfrutar de la esencia del cine en casa. Te dejas llevar, termina, y acabas extasiado como después de un enorme y brutal orgasmo. Es ahí cuando dices… con uno, es suficiente; el resto me los dosifico.

La serie está ambientada en el sector publicitario de Nueva York a principios de la década de 1960, y sigue a los ejecutivos que trabajaban en ese mundo, que vivía su época de esplendor. Todo era susceptible de ser anunciado y prácticamente valía cualquier cosa para hacerlo, siempre que fuera algo creativo y original. La reconstrucción de ese mundo es fascinante, empezando por la fotografía y la ambientación, pasada por el “filtro” del humo de los cigarrillos que todos los personajes fuman sin parar.

223.- Desmond Hume.

Posted on Actualizado enn

desmond hume

Lo mejor que tiene Perdidos es que nada ni nadie es como realmente parece: los buenos no son tan buenos, ni los malos son tan malos. Nada en la misteriosa isla es tán sencillo. Los personajes de héroe y antihéroe nunca me han gustado, y menos decir de la chica que se disputan ambos.

De los supervivientes me quedo con Sayid Jarrah, sin pensármelo. Su pasado como guardia republicano torturador y sus tristes historias de amor son las más creibles. Del nuevo grupo el Señor Eko es el que más respeto y adminación me supuso desde el principio, el hombre tranquilo resulta ser más fuerte de lo que ya parece.

Pero ayer hoy un capítulo en el que se sabía parte de la vida de Desmond Hume, un persona que para cuando el avión se estrelló en la isla, él ya estaba allí con una misión: salvarlos a todos ellos. Me tiene intrigado y sin duda alguna la historia de amor que encierra con su foto y su libro a cuestas me ha atrapado. Apuesto por Desmond Hume.

172.- Perdido.

Posted on Actualizado enn

perdidos

Más que un pulpo en un garaje, así me empiezo a sentir. Así que nada mejor que unirme a ellos, los Perdidos oficiales y vivir su aventura desde el capítulo uno. En su momento ví alguno suelto de la primera temporada pero ahora va a ser todo seguidito, enganchando luego con la cuarta, quinta y demás que pongan en cuatroº. Aviso porque me imagino que más de una entrada tendrá que ver con ellos. ¿Alguien se anima a preparar teorías y comentarla juntos?

150.- Soy un Gnomo.

Posted on Actualizado enn

David

Hablando del trauma que me causó el final de la serie David el Gnomo, alguien que sigue el blog me pasó el video de youtube en el que David y Lisa se despiden para siempre y se convierten en dos hermosos árboles. Creo que fué mi primer trauma, mucho más que lo de E.T.

Era adicto a David el Gnomo. Quizá por lo de la naturaleza, por lo de los animales, o porque como mi abuela tenía un zorro, yo también me creía un poco gnomo. Recuerdo cómo me atiborraba a danones para conseguir los cromos y pegarlos en el album con un engrudo de harina y agua que mi tía me preparaba. ¿No tendríamos pegamento? ¿Eramos pobres como ratas y yo sin enterarme? ¿Eran quizás las primeras lecciones de reciclaje? No sé, pero me encantaba el engrudo.

La serie la echaban a la hora de comer, y todos los días había que seguir el ritual: tanto me gustaba la canción que (para contentar al chico) tratábamos de rabarla en un casette directamente de la televisión, algo complicado y que nunca terminaba de funcionar. Sí, no había emules, cds, mp3, todo era mucho más… todo tenía más encanto.

Ahora que pienso, yo tenía unas répiclas a tamaño real de David y de Lisa, ¿dónde estarán? Habrá que rescatarlas del baúl de los recuerdos…

Vídeo Final