seximental

362.- Concultorio Seximental de los Lunes (13).

Posted on Actualizado enn

Ya no está de moda lo de fumar, y cada vez se lleva menos eso del “cigarrito de después”. Cada uno a su casa, cada mochuelo a su olivo y algo mucho peor que el tabaco: el eseemeese de después. Todos (seguro) lo hemos mandado y recibido en las 12 horas posteriores al orgasmo.

Es un error la mayoría de las veces porque quien piensa no es nuestro cerebro, que está embriagado de endorfinas postcoito. Quien lo manda suele ser el corazón, las vísceras o la entrepierna. Las consecuencias dependen del mensaje que recibas y de lo que esperabas recibir pero… suelen ser fatales. Aunque no siempre.

¿Qué mensaje al móvil prefieres recibir tras una noche de sexo? Ya sabéis, varias opciones. Y si ninguna se acerca podéis crear la opción E, F, G…

¿Qué eseemeese postcoito prefieres?

  • A.- “Hacía años que no sentía lo que ayer sentí. Literal”.
  • B.- “Me encanta follarte en el suelo de tu habitación y hacerte gemir”.
  • C.- “Seremos una pareja de viejecitos enamorados adorable”.
  • D.- “Mi cama huele a tí, esta noche soñaré contigo”.
Anuncios

359.- Consultorio Seximental de los Lunes (12).

Posted on Actualizado enn

Esta semana vamos a ponernos en una situación que, antes o después, nos va a llegar por cojones: Nos dejan. Tú estás enamorao hasta las trancas, ves corazoncitos cada vez que te manda un sms y te imaginas a su lado con noventa años en pasando la tarde en la mecedora del porche. Pero va la zorra, y te deja.

“Lo hago porque te quiero mucho y no quiero hacerte daño”. ¿¿¿Qué??? Pues menos mal que no quieres hacerme daño. Juro que si alguna vez me dicen eso voy a sacar la motosierra y yo sí que voy a hacerle daño. “No eres tú, soy yo”. Claro que eres tú niñato de las pelotas, cuando madures me llamas. O mejor, ni aunque lo hagas.

¿Cuál sería tu reacción si estando enamorado hasta las trancas deciden, de la noche a la mañana, dejarte? Ya sabéis, varias opciones. Y si ninguna se acerca podéis crear la opción E, F, G…

¿Qué harías si decide dejarte tu pareja?

  • A.- Me hago llamar “la zarzamora” y me paso mi juventud llorando por los rincones, lamentándome de lo desgraciada que soy. Valoro lo de irme de misiones.
  • B.- Decido darme al alcohol para ahogar las penas. Además, siempre puedo encontrar a alguien interesante en la barra del bar en la misma situación que yo.
  • C.- Le mando cartas, trato de convencer a su madre, me presento en su trabajo, contrato una avioneta con una pancarta, le suplico que no lo haga… ¡¡Qué va a ser de mí!!
  • D.- No importa, soy como el ave Fénix. Decido ponerme todo buenorro y así, como sin querer, me encuentro al poco con ella y le miro con cara de “mira todo lo que has dejado escapar”.

355.- Consultorio Seximental de los Lunes (11).

Posted on Actualizado enn

Esta semana volvemos al tema del Consultorio anterior pero dándole la vuelta a la tortilla, ¿qué ocurre a la mañana siguiente? Después de conocer a alguien le invitas a tu casa, y no precisamente para enseñarle lo blanca que deja la ropa tu lavadora. Todo es perfecto hasta que a la mañana despiertas sin recordar nada de la noche anterior.

¿Qué te daría más miedo encontrarte a la mañana siguiente? Ya sabéis, varias opciones. Y si ninguna se acerca podéis crear la opción E, F, G…

¿Qué preferirías encontrate después de una “noche loca”?

  • A.- Sobre la cama hay un rodillo de cocina, 3 sartenes y un rayador de pan.
  • B.- Apareceis ambos disfrazados con trajes de la tuna.
  • C.- Correteando por la habitación hay… ¿un pato?
  • D.- En el suelo hay casi una docena de preservativos usados.

351.- Consultorio Seximental de los Lunes (10).

Posted on Actualizado enn

Lo estábais pidiento a gritos, así que ahora con el nuevo curso escolar y después de las aventuras festivo – amorosas del verano (quién las haya tenido), es el momento de volver a abrir nuestro lugar de terapia.

Después de conocer a alguien especial te invita a su casa, y no precisamente para enseñarte el nuevo modelo de caldera de gas que ha instalado. Todo es perfecto hasta que entras en su habitación.  Ves algo en ella que te llega al alma.

¿Qué detalle prefieres descubrir al entrar en su cuarto? Ya sabéis, varias opciones. Y si ninguna se acerca podéis crear la opción E, F, G…

¿Qué preferirías encontrate en su habitación?

  • A.- Sobre la cabecera de su cama hay toda una obra de arte: una talla barroca policromada de la virgen María de medio metro de altura.
  • B.- Tiene las paredes llenas de posters de sus ídolos de la adolescencia: Britney Spears (versión 1) o los Back Street Boys (versión 2).
  • C.- En el suelo, en un rinconcito, descubres un preservativo usado. Y por su textura y color amarillento lleva varios días ahí.
  • D.- Unas de las baldas de su estantería es un auténtico Museo de Juguetes para el Sexo: esposas, látigos, máscaras de cuero, consoladores de todo tipo de tamaños, pinzas… ¿pinzas?

302.- Consultorio Seximental de los Lunes (9).

Posted on Actualizado enn

Te invita a una cita un tanto especial, una cena en su casa. Él se encargará de preparar el menú y a cambio tu te encargarás del vino. Una cena así es el mejor prólogo para el mejor postre, así que es una ocasión perfecta para dejarse seducir por los placeres de la comida.

¿Qué cena es la mejor que te puede preparar? Ya sabéis, varias opciones. Y si ninguna se acerca podéis crear la opción E, F, G…

¿Qué tipo de menú es el ideal en una cita?

  • A.- Te prepara una cena de 8 tenedores: Ensalada de Bogavante, Confit de Pato a los Frutos Rojos, Mousse de Manzana con Crujiente de Avellanas y Miel… Es un cocinero perfecto!!! Eso sí, en la cocina descubres las cajas del catering más exquisito de la ciudad.
  • B.- La cena consiste en un menú variado de platos caseros. Él te explica que su madre le preparó unos “tappers” sabiendo que había por medio una cena íntima. Él no sabrá cocinar pero su madre… lo borda!!
  • C.- Se sincera contigo y te dice que no tiene ni idea de cocinar, pero que si no te importa puedes ir antes y preparar “tú” la cena para los 2. Eso sí, él se compromete a ser el mejor pinche de cocina.
  • D.- Después de habersele pegado el risotto acabáis cenando unos huevos fritos con patatas de los de toda la vida. Al final lo básico es lo que triunfa.

296.- Consultorio Seximental de los Lunes (8).

Posted on Actualizado enn

La Primavera la sangre altera. O eso reza al menos la sabiduría popular que echa mano del refranero para argumentar cualquier cosa… y la contraria. Pero parece que esta vez tiene razón. La primavera es la época propicia para el apareamiento de las especies salvajes. También a nosotros nos pasa lo mismo, aunque vivamos en una época de celo permanente.

¿Por qué será? Quizá el sol, la luz, los colores. Puede que sea la ropa más ligera que deja enseñar un poco más el cuerpo. Los días más largos que invitan a alargar la vida social en las terrazas… ¿Qué puede influir en ese calentón hormonal que nos da en Primavera? Ya sabéis, varias opciones. Y si ninguna se acerca podéis crear la opción E, F, G…

¿Qué hace que “la Primavera la sangre altera”?

  • A.- Mi vida sexual es la misma durante todo el año, da igual que sea un duro día de nieve o un caluroso día de agosto. Yo no noto nada, más de lo mismo.
  • B.- La subida de las temperaturas derivan en prendas más ligeras, y estas dejan enseñar nuestro cuerpo. Y a mí, eso de ver un hombro, unos brazos, unas piernas o un ombligo hace que a mí también me suba la temperatura.
  • C.- Con el calorcito aumenta la vida social, se sale más, te sientas sin prisa en las terrazas y aprovechas para fichar y coquetear con todo lo que se mueva. En invierno apenas salimos de casa.
  • D.- Las flores que florecen en primavera atraen a los insectos que se encargarán de polinizarlas. Eso nos pasa a nosotros; la luz, el sol, los colores más atractivos de las prendas… nos llaman a polinizarnos unos a otros.

294.- Consultorio Seximental de los Lunes (7).

Posted on Actualizado enn

Ayer pudimos contemplar una escena de lo más sorprendente, divertida y peculiar. Estabamos tan ricamente tomándonos unas cervecitas en el lugar que todos denominamos como “ideal para una cita” cuando apareció una extraña pareja. Lo que primero quisimos pensar era que nuestras perturbadas mentes nos estaban engañando, que aquella chica que rondaba los veintipocos y el señor de sesentaitodos no eran pareja.

Ella llevaba un vestido de gasa, el pelo retirado de la cara con un pasador y el maquillaje justo para no parecer un putón, cosa que desgraciadamente lo aparentaba. Tenía una estridente voz de pito, propia de un teletubbie y de las repelentes niñas con tirabuzones de las películas. Él llevaba traje pero no americana, un pañuelo (imagino de seda) anudado al cuello a modo de corbata y el estilo y porte de un magnate. Lástima que el magnate no fuera lo suficientemente rico como para hacerse un microimplante capilar y tuviera que conformarse con una peluca blanca de esas que se nota que llevas peluca. Luego, mientras la joven estaba en los servicios haciendo, no quiero imaginar qué, pudimos comprobar mientras se la ajustaba que también llevaba dentadura postiza. Con dosis extra de Kukident, que para eso tenía una cita. O no, quizá era su padre con el que tomaba algo los domingos…

Sabedores de que todo el bar les observaba, y creemos que halagados por la exhibicionista situación, fueron realizando el rito del cortejo sin prisa, sin pausa, ni disimulo. Lástima que desde nuestra posición no veíamos la cara del (perdonen que le llame así) anciano, pero casi mejor, no fuéramos a pensar que le estaba dando un Ictus y nos echáramos sobre él. Miraditas, caidas de ojos, golpes de melena, lengüetazos y jugueteo con la pajita… Confidencias al oído, risas tontas por pura coquetería, mi mano sobre tu muslo… Aún cabía la posibilidad de que la chica fuera su querida y mimosa nieta, pero en una de estas se produjo lo que todo el bar temía y ansiaba a partes iguales: el beso.

Una relación así, con más de 40 años de diferencia, ¿se sostiene por el amor? En el sexo está claro (o eso quiero pensar, pobre abuelo) que no. ¿Es el dinero del falso magnate lo que quería la perriloba? ¿Es eso lo que en la películas románticas llaman “Amor Verdadero”? Pienso en el abuelo de Playboy y en sus conejitas, en Marujita Díaz y Dinio… Al menos al cubano se le empalmaba. ¿Qué piensais vosotros? ¿Tiene el amor edad?