fotografía

343.- Negro… pero Clarito.

Posted on

Gabourey Sibide, la actriz de la película Precious es negra, y gorda. Esto es innegable, ambas cosas saltan a la vista y en principio no debería ser un problema para nadie.

Los de la revista Elle cumplían 25 años y decidieron poner en su portada a 4 jóvenes de su misma edad, entre las que eligieron a Gabby. Bueno, la eligiron pero luego hicieron con ella lo que quisieron. Milagrosamente, la chica con la piel más negra que el tizón se convirtió en una mulata con piel dorada. Vamos, que ahora es negra, pero clarita. Quizá se dió de esos tintes cutáneos que venden en la India para aclarar varios tonos la piel, como hacen los pijos con los dientes.

Los de la revista juran y perjuran que no han retocado la portada “ni más ni menos” que otras. Así que cada uno saque sus propias conclusiones. Yo lo que no me explico es que no le hayan recortado cincuenta o sesenta kilos. Total, una vez que se ponen a ello…

306.- Dámelo Todo!!

Posted on Actualizado enn

Ayer primer trabajillo como modelazo profesional. Todo a cuento de un trabajo de fin de un curso de fotografía que tenía que realizar un colega mío. Se supone que vendíamos bolsos de hombre. Resultado, más de 3 horas de pase-pose y casi 400 fotos. Que digo yo que entre el photoshop y la probabilidad, diez ya habrán salido decentes, ¿no?

Focos por todos los lados, mediciones de luz y contraluz, cámaras y objetivos “protoquier”… Con camisa, camiseta, chaqueta, gabardina, con cuero (que no en cueros)… De pie, sentado, de espaldas, andando, tumbado por los suelos… Con cara de “pero qué coño hago aquí”, sonriendo, seduciendo a cámara, pasando de ella, dándolo todo… Tiembla Kortajarena, huye Velencoso.

Prometo colgarlas.

278.- Eres Super Fotogénico.

Posted on Actualizado enn

La Bella y La Bestia
La Bella y La Bestia

Mi abuela decía que costaba menos ser listo que ser tonto. Yo añado que a veces es mejor callarse y parecer tonto que hablar y confirmarlo. ¿Y esto a qué viene?

Me encanta cuando alguien me dice que “tío, eres super fotogénico”. Hay otra versión mucho más cruel y con menos piedad que es la de “que guapo sales en esta foto, no pareces tu”. Dos bonitas formas de decir que aunque eres más feo que pegarle a un padre con un calcetín sudao, en las fotos a penas se te nota.

Así que para demostrar que uno también puede salir mucho más horroroso de lo que ya de por sí es, dejo constancia de esta foto en la que no existe photo-shop. No se dejen equivocar por las joyas, la Bella es Sara, la Bestia un servidor.