historia

391.- No Me Acuerdo.

Posted on Actualizado enn

Los viernes, en el programa La Ventana de la Cadena Ser, Gemma Nierga y Juan José Millás juegan con los oyentes. Ellos proponen un comienzo de frase con el que deben escribir un micro-relato. Luego ellos leen una selección en antena. En cuanto escucho la frase que lanzan  no puedo por más que tratar de inventar una pequeña historia; concentrar toda la esencia en un minúsculo relato.

El principio debe ser “Me Acuerdo”. Semana tras semana la nostalgia se apodera de esos textos, tiñendo en sepia ese ratito de la tarde. Se acuerdan de cuando jugaban en el patio de la casa de su abuela, de cómo olía la cocina cuando su padre hacía pan en casa, del plumier que los Reyes Magos le regalaron tres años consecutivos…

Miles de recuerdos se cruzaron el mi cabeza. Pero… ¿y los no-recuerdos? ¿Cuándo se esfuman de nuestro subconsciente esos olores, imágenes, hitorias que un día tratas de buscar y ya no están? Esos, precisamente, son muchas veces más interesantes que los recuerdos. Así que decidí contradecir a los conductores del espacio y les envié el siguiente micro-relato:

<<No me acuerdo de cuál fue nuestro último beso. Y no sabes lo que me jode.>>

Nota Mental: Buscar en el Baúl de los Recuerdos.

Anuncios

371.- Pragmático.

Posted on Actualizado enn

Voy a ser un Hombre Pragmático.

Voy a ser un Hombre Pragmático.

Voy a ser un Hombre Pragmático.

Voy a ser un Hombre Pragmático.

Voy a ser un Hombre Pragmático.

Voy a ser un Hombre Pragmático.

Ya, y eso ¿qué coño significa?

(   Ilustración de Alfonso Casas Moreno   )

365.- Consultorio Seximental de los Lunes (14).

Posted on Actualizado enn

“Cada Pareja tiene su Historia…” Es verdad. Todos conocemos historias de parejas que cuando te las cuentan te enganchas a ellas como si fuera un peliculón de Julia Roberts. ¿Y entonces fué a buscarla? ¿Y ella le dijo eso? ¿Y luego pasaron 10 meses sin saber nada el uno del otro?

Suelen gustarnos porque en el fondo todos queremos eso, y tendemos a contarlas al resto para que vean cómo no todo está escrito en el amor y que siempre queda una pizca de esperanza en el género humano y las relaciones. ¿No sabes cómo se conocieron? Es una historia super romántica, ya te la cuento. Hay veces que ni el mejor guionista sería capaz de escribir finales tan redondos donde hasta las perdices son felices.

Nosotros también tenemos nuestras propias historias dignas de contar, lo que ocurre es que la mayoría de las veces no sabemos verlas. Ni disfrutarlas. Dejamos que ese chico que es tan buena gente, o esa chica que es tan encontadora pasen por delante de nuestras narices sin apenas mirarlos. ¿Y por qué?

Os dejo un cortometraje de Álex Montoya. Una joyita de 9 minutos con la historia (peculiar) de una pareja digna de este Consultorio Seximental de los Lunes: “Cómo Conocí a tu Padre”.

361.- Beso de Despedida.

Posted on Actualizado enn

Se juraron que se escribirían. Que prometieron que se acordarían del otro de día y de noche, que se esperarían el tiempo que hiciera falta. Pero lo que no sabían entonces es que la próxima vez que juntaran sus cuerpos en un beso Tomás estaría acribillado a balazos. Entonces tampoco sabían que Felisa estaba embarazada y que aquello sería el principio de un largo y humillante calvario para ella. Pero por un instante soñaron que serían felices juntos.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Emocionante el reportaje “LA MEMORIA DE LA TIERRA” de hoy de El País Semanal. En estos diez años se han exhumado 5.277 fusilados de la Guerra Civil en 231 fosas comunes. Los desaparecidos se cifran en 100.000 personas, gran parte (mal)enterradas en las cunetas.

295.- Soy un Número Primo.

Posted on Actualizado enn

La primea vez que me dejaron “La Soledad de los Números Primos”  de Paolo Giordano no pasé de las diez primeras páginas. El día a día es una sucesión de estados de ánimo, y éstos te hacen ver las mismas cosas de forma completamente distinta. Que alguien te vacile de buen rollo al final del día tendrá una respuesta distinta dependiendo de lo puteado que hayas estado durante las 14 horas previas. Que alguien te sorprenda con un pequeño detalle tendrá una respuesta según lo solo y triste que te hayas sentido antes. No sé si me explico…

Decidí darle, cuando mi estado de ánimo cambió, otra oportunidad al libro del que tan bien me habían hablado. Lo leí, lo engullí. Luego lo digerí, despacio, quizá es la fase más costosa. Es una historia dura, triste y sencilla. En más de un momento me sentí identificado en esa historia de amor imposible entre Mattia y Alice, quizá demasiado, quizá por eso me gustó tanto. Luego lo recomendé y la verdad es que no gustó mucho, cada uno ve el final de la historia de distinta forma, dependiendo de su estado de ánimo.

Entre los números primos hay algunos aún más especiales, los matemáticos los llaman números primos gemelos. Son parejas de números primos que están juntos, o mejor dicho, casi juntos, pues entre ellos media siempre un número par que los impide tocarse de verdad. Números como el 11 y el 13, el 17 y el 19, o el 41 y el 43. Mattia pensaba que Alice y él eran así, dos primos gemelos, solos y perdidos, juntos pero no lo bastante para tocarse de verdad.

Y yo soy así, un número primo.

212.- Carl & Ellie.

Posted on Actualizado enn

Los cuatro minutos más maravillosos del cine que yo recuerde. La historia de amor más bonita, tierna y entrañable vista en la pantalla grande. Una de las secuencias que más me ha tocado la fibra del séptimo arte. Arte, con mayúsculas.

206.- Cuentos a la Carta (intro)

Posted on Actualizado enn

cuentos

Siempre me ha gustado escribir aunque llevo mucho tiempo en el que, lejos del blog, escribo más bien poco. Me refiero a sentarse, coger un lapicero, unos folios en blanco y… dejarse llevar. Siempre me ha gustado inventarles historia a imágenes que veía, a personas a las que no conocía de nada, un pasado, un futuro, un por qué…

Para dar un empujón a todas esas historias pendientes de ser contadas se crea este espacio “Cuentos a la Carta” donde el lector puede pedir uno para él, el único requisito es depositor tres cosas, tres ingredientes con los que empezar a amasar y cocer el relato. Por ejemplo: “Acantilado”, “Piano de cola”  y “Señora alemana”.

¿Alguien se anima? Podemos preparar un… Buen Menú.