historia

391.- No Me Acuerdo.

Posted on Actualizado enn

Los viernes, en el programa La Ventana de la Cadena Ser, Gemma Nierga y Juan José Millás juegan con los oyentes. Ellos proponen un comienzo de frase con el que deben escribir un micro-relato. Luego ellos leen una selección en antena. En cuanto escucho la frase que lanzan  no puedo por más que tratar de inventar una pequeña historia; concentrar toda la esencia en un minúsculo relato.

El principio debe ser “Me Acuerdo”. Semana tras semana la nostalgia se apodera de esos textos, tiñendo en sepia ese ratito de la tarde. Se acuerdan de cuando jugaban en el patio de la casa de su abuela, de cómo olía la cocina cuando su padre hacía pan en casa, del plumier que los Reyes Magos le regalaron tres años consecutivos…

Miles de recuerdos se cruzaron el mi cabeza. Pero… ¿y los no-recuerdos? ¿Cuándo se esfuman de nuestro subconsciente esos olores, imágenes, hitorias que un día tratas de buscar y ya no están? Esos, precisamente, son muchas veces más interesantes que los recuerdos. Así que decidí contradecir a los conductores del espacio y les envié el siguiente micro-relato:

<<No me acuerdo de cuál fue nuestro último beso. Y no sabes lo que me jode.>>

Nota Mental: Buscar en el Baúl de los Recuerdos.

371.- Pragmático.

Posted on Actualizado enn

Voy a ser un Hombre Pragmático.

Voy a ser un Hombre Pragmático.

Voy a ser un Hombre Pragmático.

Voy a ser un Hombre Pragmático.

Voy a ser un Hombre Pragmático.

Voy a ser un Hombre Pragmático.

Ya, y eso ¿qué coño significa?

(   Ilustración de Alfonso Casas Moreno   )

365.- Consultorio Seximental de los Lunes (14).

Posted on Actualizado enn

“Cada Pareja tiene su Historia…” Es verdad. Todos conocemos historias de parejas que cuando te las cuentan te enganchas a ellas como si fuera un peliculón de Julia Roberts. ¿Y entonces fué a buscarla? ¿Y ella le dijo eso? ¿Y luego pasaron 10 meses sin saber nada el uno del otro?

Suelen gustarnos porque en el fondo todos queremos eso, y tendemos a contarlas al resto para que vean cómo no todo está escrito en el amor y que siempre queda una pizca de esperanza en el género humano y las relaciones. ¿No sabes cómo se conocieron? Es una historia super romántica, ya te la cuento. Hay veces que ni el mejor guionista sería capaz de escribir finales tan redondos donde hasta las perdices son felices.

Nosotros también tenemos nuestras propias historias dignas de contar, lo que ocurre es que la mayoría de las veces no sabemos verlas. Ni disfrutarlas. Dejamos que ese chico que es tan buena gente, o esa chica que es tan encontadora pasen por delante de nuestras narices sin apenas mirarlos. ¿Y por qué?

Os dejo un cortometraje de Álex Montoya. Una joyita de 9 minutos con la historia (peculiar) de una pareja digna de este Consultorio Seximental de los Lunes: “Cómo Conocí a tu Padre”.