madrid

373.- ¿Espíritu Navideño?

Posted on Actualizado enn

Sé que llevo varios días sin escribir, ya sabéis que esto va a rachas. Han pasado cosas, sí, pero digamos que no he tenido mucho tiempo para escribirlas. O mejor aún, que he tenido tiempo pero no ganas.

Bajé a Madrid unos días con Sara a redescubrirlo, siempre hay cosas por ver (la foto es de allí). Luego, nos metimos de lleno en la campaña navideña, cosa que cada vez soporto menos. Será que al no estar en casa y saltarme el ritual de hacer los mazapanes, poner el árbol, el belén… pues como que el cuerpo no se me acostumbra y me las encuentro de golpe.

El día de nochebuena me llegó un mensajillo de esos navideños. Como había perdido el móvil, no sabía quién era el remitente. “Muchas gracias por el mensaje, yo también te deseo lo mismo pero… ¿quién eres? ¿El Espíritu de la Navidad?” No obtuve respuesta. Si quien lo mandó lee el blog, que se descubra (por favor). Hablando de esos típicos mensajes, sólo envié uno, el que realmente sentía.

El año termina dando muestras de la crisis: cerrando una de las mejores cadenas de televisión CNN+ para emitir en ese mismo dial un 24 horas del reality Gran Hermano. No hubo ni un triste fundido a negro de despedida. No les dió vergüenza meter un bucle infinito con la sintonía del… ¿concurso? No esperaron ni a que se enfriara el cadáver. Creo que eso lo dice todo.

Por cierto, vayan al cine a ver “Balada Triste de Trompeta”. O símplemente, vayan al cine.

Anuncios

281.- Condones a Montones.

Posted on Actualizado enn

La Comunidad de Madrid ha eliminado de sus presupuestos las partidas destinadas a las ONGs de su comunidad para la Prevención del VIH/SIDA.

Esta decisión supone una ruptura en la atención a sectores de población altamente vulnerables y en situación de especial riesgo (inmigrantes, hombres que tienen sexo con hombres, trabajadores del sexo, juventud), así como la desatención total a la problemática y los afectados por la infección.

Madrid no tiene Oficina Regional de Sida ni Plan de Actuaciones frente al VIH. ¿Quizá por eso es una de la ciudades europeas con mayores tasas de nuevos diagnósticos?. Su lema: si quieren, que los compren. ¿Dónde queda la prevención? ¿Y la educación?

Siguiendo al hilo de los condones y viviendo en una ciudad tan hipócrita y puritana como es Pamplona, he decidido hacer un boicot un tanto especial: no voy a dejar un duro a ninguna de las farmacias que por su ideología y valores no vendan preservativos. Mi barrio está lleno, y no me importa andar un poco más y comprarme los parches para las morreras más lejos, pero no pienso alimentar, ni con migajas, a la bestia.

221.- Mi Primera Vez.

Posted on Actualizado enn

mi primera vez

No es la primera vez que bajo a Madrid de visita a Sara, ya lo llevo haciendo periódicamente varias veces al año. Tampoco es la primera vez que salgo de juerga por allí con mi amiga, ni la primera vez que conocemos a gente curiosa e interesante (aunque suelen ser más los primeros, cosa que por otra parte no nos extraña). Pero sí que ha sido fin de semana de primeras veces, y aunque por momentos parece extraño experimentarlas, la mayoría de las ocasiones todo sucede mucho mejor de lo que hemos imaginado. [Cada cuál que imagine lo que quiera en relación a la frase anterior].

Fuimos al teatro, a ver la obra con la que más me he reido nunca en la que los cuatro actores se metían en la piel de varios personajes que relatan como fué su primera vez. Al entrar ellos mismos nos daban una tarjeta en la que escribir nuestra primera vez, y con parte de ellas, iban creando la obra. Yo pensaba que todo era un guión y que no tenían en cuenta las tarjetas… hasta que leyeron la mía.

Como dice el título “…si me cuentas la tuya, te cuento la mía…” Esta semana, ¿alguien se anima?

220.- Viaje a…

Posted on Actualizado enn

new york

Ellos se van a Nueva York.

Y yo me quedo aquí.

Y me muero de envidia.

Y me cojo un autobús y me voy… a Madrid !!!!

madrid

65.- 11M más Cinco

Posted on Actualizado enn

11m

Hace ya cinco años pero las imágenes, los recuerdos y las sensaciones vividas aquellos días se perciben hoy como aquel 11 de marzo. Recuerdo que desperté sobresaltado por la noticia, el peor atentado de nuestra historia, sufrido en Madrid, pero que retumbó por todos los rincones. Todos nos sentimos víctimas. Un jueves que truncó muchas historias; como la que cuenta con tanta emoción y respeto la canción de La Oreja de Van Gogh que ahora viene a mi cabeza; Jueves.

A tres días de unas elecciones generales, distintos políticos (a los que el tiempo y la verdad ha puesto en su sitio) no dudaron en engañar, manipular y jugar con el sentimiento de miles de personas. Pero recuerdo también la respuesta del pueblo, la movilización social derivada de esas tretas de político sin escrúpulos.

Hoy leo, y suscribo, el artículo de Juan Cruz de su blog de EL PAIS:

La memoria mala.

… Me bajé el transistor al sitio donde iba a escribir, y cuando el artículo iba mediado empecé a escuchar noticias confusas que iba concretando Iñaki Gabilondo en la Ser. La mayor tragedia. La vida siguió unos minutos, incluso unas horas, en aquel día ventoso de Barcelona, como un vendaval sordo, tristísimo; a mediodía comenzaron a llegar noticias de España desde México; hablaban de la autoría, y empezaban a apuntar dudas sobre la versión que manejaba el Gobierno en Madrid. Esa tesis gubernamental, que fue desmentida pronto por los hechos, dio pábulo a que los que ahora siguen embarullando las mesas de los hechos para ponerlos a su disposición lanzaran una teoría conspirativa que ya ha teñido la vida nacional desde entonces, a pesar de los juicios y de las evidencias. Pero hablemos de la tragedia: la tragedia sigue, porque la mala memoria de aquel momento persistió en las muertes y en las heridas, y en el dolor posterior. La desgraciada utilización de esa tragedia por los que han querido manchar los paños de la vida con sus mentiras interesadas es como un ruido opaco debajo de la verdad que se mezcla con la rabia y el lamento por la desgracia que le cayó a este país ese tremendo 11 de marzo que hoy acude a nuestro recuerdo como una herida mayor, inolvidable y dura.

12.- Madriz

Posted on Actualizado enn

madrid

Ahí te dejo Madrid...

Volví a bajar a Madrid. Y volvió a acojerme con los brazos abiertos, a mí y a los millones de visitantes que se dejaban embaucar por sus luces. Siempre que voy me lo paso bien. Parte de culpa la tiene Sara, una perfecta anfitriona, y su gente. 

Estuvimos en el teatro. De cañas y tapas. De bares y tiendas. Comiendo, bebiendo, cenando y, como cantaba Mecano, “sin parar de reír” . Y bailando hasta tener agujetas. Y haciendo el tonto, que nos sale de vicio. Brazos como merluzas del cantábrico. Peinetas coronando tortillas liquidas. Filetes a la brasa aliñados con copos de nieve. Cortilandia y lotería de navidad.

Mucho género y poca ganga. Volveré.